THE BATS
Raw Eggs (2006)

11 octubre 2006 | Por | Categorías: 00's, Antípodas, Discos

Puestos a posicionar, habría que situar a los discos recopilatorios en un extremo opuesto al de esos discos raros que en ocasiones salen al mercado. Por mucho que reneguemos de los primeros, no hay quién pueda decir que no tiene nada que agradecerle a estos discos que, de un modo económico, nos han dado a conocer a multitud de grupos de los que no sabíamos qué comprar. Los segundos, los discos raros, son aquellos que se compran cuando la enfermedad de la música se ha hecho por completo con nosotros y las discografías oficiales ya no son suficiente para saciar nuestro apetito.

Raw Eggs, última novedad discográfica de los neozelandeses The Bats, es de esos discos raros que consigue saciar nuestro apetito, y además lo hace ofreciéndonos nuevos sabores. Inicialmente concebido como un Cd-R que se vendió en edición limitadísima durante la gira americana de su último disco; At The National Grid, ahora llega a nuestras manos gracias a una nueva reedición restringida a 100 unidades a cargo del sello escocés Egg Records.

El disco, obviamente destinado a fans de la banda, contiene casi una veintena de temas, la totalidad de At The National Grid más cinco inéditos. En cuanto a los temas no conocidos hasta el momento, Don’t You Rise y You Don’t Belong, son temas fechados en 1998 que no desentonarían en absoluto en cualquier de los discos oficiales de la banda, último disco incluido. De las otras tres canciones nuevas, probablemente descartes de las sesiones de At The National Grid, se debiera destacar Face Inside The Sun y Rehash, la primera por lo incomprensible de su exclusión, una de las mejores composiciones de los Bats en los últimos años, mientras que Rehash, cantada por la frágil Kaye Woodward, es una estupenda pieza que hubiera tenido mejor cabida en un disco del pasado como Fear of God, ya que hace tiempo que la banda abandonó la trotonería que marca el paso en este tema. Por último, That’s Now You’ll Find Me vuelve a darle protagonismo vocal a Kaye junto a Robert Scott. En resumen, cinco temas inéditos por los que ya está justificada la compra de este Raw Eggs.

Pero son las interpretaciones de las trece canciones de At The National Grid las que, sin menoscabo de las restantes, más valor le confieren a este disco. Y es que, aun cuando el último trabajo de la banda ha sido aclamado unánimemente por la crítica, nos encontramos con un disco que desconcierta al no ofrecer la típica fórmula musical de The Bats, estamos ante un disco más contenido, quizás maduro y acomodado. Así resulta de extrema utilidad escuchar las canciones del disco en las versiones, ya sean tomas alternativas o en directo, que este Raw Eggs nos ofrece. Con independencia del sonido del disco, de calidad pero carente de una producción en condiciones, podemos contemplar una primera visión más auténtica y primitiva de canciones, que después de su escucha aquí van creciendo en su versión definitiva. Este Cd-R ayudará a aquellos que acogieron con tibieza a At The National Grid a apreciar el disco, mientras que otros (tentado me siento en este momento) puede que se queden con la frescura que transmiten las primeras versiones que hemos podido escuchar aquí.

Es una verdadera pena no poder hacerse con discos como este más a menudo, aunque cabría preguntarse cuántas bandas son capaces de ofrecer discos así, y que resulten verdaderamente interesantes. Por ahora, y no sabemos por cuánto tiempo, puedes hacerte con Raw Eggs en la página de Egg Records.

No comments
Deja un comentario »

  1. Pues pinta muy bien, Manuel. Sobre todo porque At the national grid es un gran disco en el que tampoco se echaba de menos mucha frecura. Así que esto tiene que ser increíble por como lo cuentas…

  2. A mí me encanta el concepto de “vamos a tocar la canción de tirón”, y las tomas de “At The National Grid” son así, creo que tienen un gancho enorme. Sin olvidar los dignísimos inéditos.

    Ya sabes que cuelgo todo lo que comento, así que estate atento por si no quieres gastar el dinero en un disco en formato Cd-R.

    Saludos,

    P.D. Lo que teníamos pendiente salió el pasado Sábado, después de que por fín pudiera acercarme a correos. Es lo que tiene vivir en un pueblo, la oficina postal solo abre por las mañanas, cuando uno suele estar en el trabajo 🙂

Deja un comentario