C/ Santa Hortensia, 14 - MADRID 28002

Todos los conciertos comienzan a las 22:00 h.
Entrada: 7 euros con refresco o cerveza.


DATOS DEL ARTISTA O GRUPO

FRECUENCIA ALEATORIA

Lecturas: 2147

Todo empezó hace unos 5 años, cuando Miguel e Itziar compartían escenario en formato acústico. Posteriormente, Miguel empezó a componer canciones para tocar junto a una banda. Jorge fue el primer batería de la formación y junto a otros músicos empezaron a dar forma a las composiciones. Durante el año 2007 el grupo sufre un desgaste en el que todos sus miembros a excepción de Miguel, Itziar y Jorge abandonan la formación. Javier había coincidido durante un tiempo en la banda de Jorge, Calles De Madrid. Jorge le propone que se una a la banda, en dicho proceso las composiciones se van dando forma, variando el sonido de una forma sustancial. En Septiembre de 2008 Se une Dani, un amigo de Miguel. Juntos vamos formando las canciones hasta que en Marzo de 2009 damos nuestro primer concierto en la sala Tarambana, alcanzando el lleno de la sala. En Mayo del mismo año, el grupo se embarca en el concurso de bandas de la sala TAF, pasando de ronda y alcanzando las semifinales.

Frecuencia Aleatoria es un grupo madrileño formado por: Itziar (voz), Jorge "Yors" (batería), Javi (guitarras), Dani (teclados) y Miguel (guitarras y voz).

Se podría decir que el estilo más influyente en el sonido de la banda es el pop, aunque el espectro de influencias que presenta, tanto en los temas propios como en las versiones que interpreta, cada vez es más amplio, moviéndose por palos tan diversos como el rock, blues o el surf. Este punto, así como la óptima combinación de diferentes elementos con los que cuenta Frecuencia Aleatoria como el disponer de 2 voces (femenina y masculina), presentar temas tanto en castellano como en inglés y el buen partido sacado a todos los instrumentos del grupo, hace que el sonido de Frecuencia Aleatoria pueda enriquecerse aun más y la formación esté en condiciones de ofrecer conciertos atractivos, entretenidos y variados para nutrir agradablemente la sensibilidad de los espectadores.