C/ Santa Hortensia, 14 - MADRID 28002

Todos los conciertos comienzan a las 22:00 h.
Entrada: 7 euros con refresco o cerveza.


DATOS DEL ARTISTA O GRUPO

PLATOS ROTOS

Lecturas: 2028

Platos Rotos es lo que echas de menos cuando pones la radio. Un guiso de los que se disfrutan con placer un nevado día de invierno, o un refrescante gazpacho cuando el sol imparte justicia un tórrido día del estío. Ambos en una perfecta combinación de ingredientes, sabores y sensaciones que discurren por el paladar en lírica armonía. Y es que no se le debe hacer ascos a casi nada, y ellos no lo hacen. Como surfeando en Tarifa, se deslizan, partiendo de una sólida base de rock español y rock n roll primitivo, por delicadas melodías pop (en el buen sentido del término –los Beatles eran pop-) para subirse en la cresta del blues de Chicago, coger la ola de la música folk americana, y surcar las aguas de la música alternativa. Proceden de un reino donde Elvis es el monarca, Guille Martín un mensajero celestial, y en donde en la tabla redonda de los tres Bobs (Dylan, Marley e Iniesta) se sientan los 4 de Liverpool, los Zeppelines y Eric Clapton; donde en el santoral aparecen en dorado los Stones cada día, donde los habitantes tienen como plegarias himnos imperecederos de rock argentino y español que enseñan Los Rodríguez, donde al ver pasar a Camarón se quitan el sombrero. Y se han encarnado en los madrileños barrios de Carabanchel y Prosperidad.

Melodías penetrantes y canciones impactantes. Con letras que van desde el costumbrismo a la epopeya adolescente propia del rock primigenio, del sentimiento de un amor embriagador a los sueños de luces de neón y cadillacs, del sentido homenaje a Guille a la poesía más conceptual, del romance trágico a la metáfora más sutil sobre las drogas duras, del macarrismo más stoniano al reflejo social de los barrios madrileños. Juventud, locura, rock n roll, juergas, noches infinitas… y compromiso, realidad, madurez, ironía… son palabras clave en el glosario de Platos Rotos.

Partiendo desde los cimientos se vislumbra en su música la firme base rítmica sustentada por la batería de Marcos y el contundente bajo de Diego. Sobre ella Santi levanta la catedral sonora del grupo con su guitarra y Maxi cincela a cuchilladas de Telecaster un conjunto arquitectónico musical que instrumentalmente suena a gloria bendita, pero que se ve completado y dotado de un especial carácter gracias a la carismática voz de Javi, desgarradora y grave, que se maneja con absoluta libertad gracias al andamiaje coral que ofrecen Diego y Maxi.

Platos rotos es vástago de las bandas Plancton (donde militaron Santi, Marcos y Diego) y Talycomsale (Javi y Maxi) y nació prácticamente el día en que ambas se extinguieron, el 30 de julio de 2008, en el concierto despedida de los dos grupos en la sala Gruta 77. Esa noche, finalizadas las dos actuaciones, saltaron al escenario los nuevos Platos Rotos para ofrecer un breve adelanto magistral de lo que vendría después, tocaron 4 temas absolutamente significativos en su actual repertorio. Ese fue su primer concierto. Desde entonces han dado forma a la máquina en un ejercicio de mecánica musical desde el taller de su local de ensayo. Ahora mismo se lanzan a rodar por los escenarios del circuito madrileño y muy pronto verá la luz su primer EP.