YES DARLING, BUT IS IT ART?
Cosecha 2010

1 Febrero 2011 | Por | Categorías: Listas

Lo suyo sería decir que guardamos una antipatía patológica por las listas, sin duda somos muy poco High Fidelity, pero es lo que hay, no grabamos recopilaciones, ni siquiera nos las planteamos mentalmente, y somos capaces de plantarnos en el mes de Febrero sin colgar nuestra lista de favoritos del pasado año. Pues eso, vamos a decir que no nos gustan los discos…ahí va la mentira del día, porque en realidad sí que nos gustan, son extremadamente útiles para aquellos de mente dispersa, como es el caso, lo nuestro es pereza, nada más. En ningún momento del año descubrimos tantos discos buenos, como cuando empiezan a caer los listados con lo mejor del año. Al final la experiencia nos ha mostrado que tampoco es que las listas ajenas nos afecten en gran medida, pero sin duda ayudan a no perder el hilo de la realidad.

Por supuesto que la mayoría de las listas son una verdadera birria (la nuestra la primera, sin duda), pero entre tanto copia y pega, entre tanta falsedad que busca epatar más que la sinceridad, siempre se cuelan unas cuantas listas (compartidas o no por aquí) de esas que razonan su selección personal y convierten en un verdadero disfrute la rutina de las listas de fin de año. Por aquí intentamos imitar esas listas que admiramos, al menos en lo que respecta a la honestidad de la selección, que siempre está compuesta por nuestros discos favoritos del año, no por los discos supuestamente cool del año (aunque alguno se nos cuele, que no por estar de moda un disco deja de ser bueno). Y en esas estamos, por tercer o cuarto año consecutivo, toca seleccionar unos cuantos discos que han pasado a ser imprescindibles en casa, una docena de discos que no serán cubiertos por el polvo del olvido con los años, repletos de canciones que siempre es un placer rescatar. Esta vez la redacción de nuestra lista es necesariamente atropellada, casi da vergüenza ponerse con estos menesteres a estas alturas de año, así que la brevedad será primordial. Sin más demora, allá vamos…

1. The Secret History The World That Never Was (Le Grand Magistery)

Resulta difícil elegir el primer lugar de la lista, todos los años repetimos lo mismo, tanto da estar situado en el duodécimo puesto, como en el primero, todos, absolutamente todos los discos que hoy seleccionamos, son queridos y disfrutados por igual. Pero claro, es de suponer que el primero de la lista siempre ha de ocupar ese puesto por tener un significado o atributos especiales de los cuales carecen los demás. The Secret History, o más bien, The World That Never Was, su primer Lp, tan solo precedido por el Cd-Ep Desolation Town, supone la perfecta herencia de My Favorite, una de nuestras bandas favoritas de los últimos quince años. De aquellos The World That Never Was guarda la rabia, la energía no exenta de épica que hace que la escucha de muchas de sus canciones nos mantenga en permanente tensión y alerta. El Indie Pop estadounidense siempre nos pareció un tanto ramplón, tendente a la obviedad sin la búsqueda de matices, pero My Favorite primero, después The Secret History, destrozan cualquier prejuicio que podamos tener. Doce canciones brutalmente adictivas, desde los hits de Johnny Anorak, Death Moths o Sister Rose, hasta la dulzura de Love Theme (From The World That Never Was) y God Save The Runnaways, pero siempre con el tono oscuro que ha marcado la carrera de estos músicos. Disco redondo, de principio a fin.

2. Magic Bullets Magic Bullets (Mon Amie Records)

Un clásico desde la primera escucha, una lección de Jangle Pop de la vieja escuela en pleno S.XXI. Siguiendo los dictados del mejor pop de la segunda mitad de los 80’s, está claro que los Smiths vuelven a estar de moda, también Orange Juice, y Magic Bullets disfrutan invocando el recuerdo de ambas bandas a la perfección. Tanto su Lp de debut como sus sencillos en vinilo están hechos para ser guardados al lado de los discos de The Caretaker Race, Brilliant Corners o Close Lobsters, bandas con un sonido bien diferenciado pero que comparten el objetivo común de crear canciones con melodías imperecederas donde las guitarras siempre fueron la dominante de un sonido instantáneo. Exactamente igual que Magic Bullets, que parecen los hijos no reconocidos de James Kirk en canciones como Pretend & Descend, Lying Around o A Day Not So Far Off. Esta música te quita quince años de encima (si lo precisas, tampoco es obligatorio) para incitarte a seguir con los pies su ritmo incesante. Puede que todo el actual revival ochentero no sea más que una moda, pero discos como este Magic Bullets justifican de sobra su existencia.

3. Math And Physics Club I Shouldn’t Look As Good As I Do (Matinée Recordings)

No es algo a lo que darle importancia, pero resulta llamativo comprobar cómo los grupos del continente americano se están adueñando de esta lista de favoritos de 2010. Desde luego no es algo premeditado, sencillamente buena parte de la música independiente de los últimos años parece que está surgiendo al otro lado del Atlántico. Lo de Math and Physics Club no pilla de sorpresa, tanto su primer Lp como sus singles nos llegaron al corazón, así que I Shouldn’t Look as Good As I Do tenía que estar aquí para representar al Indie Pop más dulce, también el más sensible y enamoradizo, ese que presume de corazón roto o incompleto en cada canción. Las melodías siguen pareciéndonos perfectas y, lo mejor de todo, parece que Math and Physics Club parecen haber encontrado su camino, sin inspirarse con descargo en la vieja banda de Morrissey, a la que en sus primeros tiempos tanto emularon. Jimmy Had a Polaroid ha sido nuestro single Pop del año, mucho nos costó continuar la escucha de este disco después de seleccionar semejante tema para abrirlo. Hay canciones que valen por discos.

4. Joel Alme Waiting For The Bells (Razzia Records)

Muchos lo dudaban, pero Joel Alme finalmente logró no zozobrar y resistir el envite de ese temporal de melodrama y afectación que él solito creo en su A Master Of Ceremonies. No parecía fácil, el disco de debut del sueco (casualmente también estuvo en el puesto cuarto de nuestra lista de favoritos de 2008) presagiaba que este hombre quería seguir la estela de Jacques Brel y Scott Walker, tarea en la que fracasó casi todo aquel que se aventuró a intentarlo. Afortunadamente nuestro reencuentro con Joel Alme no puede ser más afortunado, quizás porque este Waiting For The Bells resulta, en todos los sentidos, una continuación de A Master Of Ceremonies. Es decir, son canciones, no nos cabe la más mínima duda, compuestas en aquella productiva etapa en la carrera de Joel Alme. No es que tengamos línea directa con el sueco, es que en sus directos de hace más de dos años estas canciones ya eran presentadas junto con las de su primer Lp. Así que todavía queda por esperar un tercer Lp que definitivamente nos ponga frente a un artista que a pesar de haber madurado rápidamente, todavía tiene que mostrar esa evolución necesaria para consolidar un estilo propio.

5. Lucky Soul A Coming Of Age (Elefant Records)

Cómo nos ha alegrado el año A Coming Of Age, sin duda ha sido el disco más escuchado en casa en los últimos doce meses. Vale, admitimos que en este caso particular estamos ante un disco que cuenta con el favor de la persona con la que discurrimos por la vida. Nada mejor para la relación de pareja que estar de acuerdo, hasta en la música, añadiríamos, sobre todo cuando ésta suena durante tantas horas al día. Centrándonos en lo músical, decir que nos alegramos profundamente por Lucky Soul. La de injustas comparaciones que el grupo británico tuvo que soportar por coincidir su constitución con el apogeo de las Pipettes, cuando desde un principio quedó claro que ambos grupos discurrían por caminos diferentes. A Coming Of Age es arrebatador, no sólo por temazos como Woah Billy!, White Russian Doll y Up In Flames (trio ganador se mire como se mire) si no por la manera en la que el grupo ha sabido huir del encasillamiento del revival con canciones como la country Upon Hilly Fields, la difícil A Coming Of Age o la dulce Warm Water. Todo ello nos hace pensar que podemos estar frente a un grupo que no ha hecho más que ofrecer sus primeros (y eso que ya van dos Lp’s y un montón de singles) destellos de genialidad. Esperemos tener nuevas noticias pronto, bien sea gracias a algún pequeño single de vinilo o teniendo la oportunidad de ver alguno de los rotundos directos de la banda de Ali Howard.

6. Magic Kids Memphis (True Panther Sounds)

De toda la lista, probablemente el disco con el coincidirán un mayor número de lectores. Y no es que haya sido un éxito al estilo Beach House, Best Coast…pero es que este Memphis trasciende la comparación ramplona de unos Beach Boys que, sí, están presentes, pero que quedan cortos para un grupo que muestra un gusto bastante amplio. Comenzando por el Pop pluscuamperfecto de los 60’s, pero sin olvidar los 80’s, para terminar facturando un disco absolutamente contemporáneo donde las canciones, más que el conjunto, adquieren verdadero protagonismo. Así es como estamos ante un disco que quizás considerado en su conjunto no alcance el sobresaliente, pero que analizado canción a canción va creciendo por momentos. Justo lo contrario que sucede en la mayoría de los casos, en los que la globalidad tapa ciertas carencias. Memphis supera a éstos, ya que temas como Summer, Hideout o Candy rebosan frescura gracias a unos arreglos que los convierten en fruto a degustar a lo largo del tiempo. Lo mejor de todo es que vista la juventud del sexteto, esto no ha hecho más que empezar.

7. Best Coast Crazy For You (Mexican Summer)

¿El disco del año? Diríamos que sí, han sido la pareja que más ha dado que hablar durante todo el 2010. Si los 7” que precedieron a Crazy For You (lástima, andábamos despistados y no llegamos) dieron que hablar, este Lp no es más que la confirmación de que el Indie Rock (sí, Rock) de baja frecuencia gana adeptos con facilidad. Un disco de sonido para nada ligero, que cib la personal voz de Bethany Consentino, logra el favor tanto de aquellos habituados a los sonidos más dulces (a los que su aire sesentero nos seduce) como de esa gran mayoría que estando interesada en la música, no suele profundizar en exceso. Siendo éstos, los adictos a Pitchfork o RDL (en cualquier caso, todo nuestro respeto para ambas publicaciones y sus lectores), los destinatarios ideales de un grupo que sabe ganarse a todos por igual con la primera escucha.

8. Bedroom Eyes The Long Wait Champion (A West Side Fabrication)

Cuando los pocos que conocíamos el trabajo de Jonas Jonsson dábamos por hecho que este hombre nunca llegaría a nada, es decir, que nunca iría más allá de pequeñas referencias en formato digital o ediciones en modestos cdr’s, reactiva su proyecto Bedroom Eyes y nos entrega uno de los mejores discos de Indie Pop nórdico de toda la temporada. Embrace In Stereo y Valentine Academy vuelven a nosotros casi en su totalidad, regrabados e incluidos en buena medida en The Long Wait Champion, nos encontramos con temas que con el nuevo lustre adquirido casi nos parecen desconocidos. Unos aires que nos traen, ya lo comentamos en su día, recuerdos de los injustamente tratados The Frank and Walters. Bedroom Eyes rescatan la alegría infinita que los de Cork llevan repartiendo desde hace casi veinte años. Resulta difícil comenzar por algún lado; Hand In Hand Grenade comienza casi sin querer molestar, pero cuando se lanza, con su batería electrónica, sus cuerdas, vientos…tremenda. Sincerely (Formely) Yours parece hecha por Brian (otro irlandés), The Traveler’s Hi-Fi Gospel tiene el mejor crescendo del año…lo dicho, es difícil comenzar destacando alguna canción, porque luego todas se suceden con una fluidez pasmosa.

9. Tender Trap Dansette Dansette (Fortuna Pop)

Perdida la confianza, ya solo quedan los rescoldos del amor pasado. Claro que cuando la chica es Amelia todo puede pasar. Supongo que si alguien de, digamos, dieciocho o veinte años, lee lo que acabamos de escribir, pensará que nos hemos vuelto locos. Ante semejante pensamiento sólo podríamos responderle a ese recién llegado (suerte la suya, por cierto) que cualquier heroína del Indie Pop (del verdadero, que ahora llamamos Indie Pop a todo) en la que piense no es más que una burda copia de lo que Amelia es y fue. Porque el tiempo sigue pasando, vemos subir y bajar de los escenarios a cientos de chicas y siempre nos queda la misma sensación, todas copian a Amelia Fletcher. Claro que lo que en Amelia es naturalidad, simpatía, falta de una actitud más que aquella que se traduce en una vitalidad sin caducidad, pues en las demás simplemente es puesta en escena de un buen número de guiños aprendidos de otras que a su vez se fijaron en la manera de actuar de Amelia Fletcher.

La música es lo que cuenta, ya lo decimos nosotros antes que nadie, pero con nuestra chica favorita del Indie Pop siempre hay que hacer un punto y aparte, porque lo merece. Tender Trap estaban venidos a menos, sin excusas, sus últimos trabajos habían ido cayendo en picado constituyendo una suerte de escenografía musical de la madurez de nuestra estrella, que sólo era capaz (o sólo quería, que para el caso…) de componer medios tiempos que terminaban por hacernos añorar los viejos tiempos. Llegamos a Indietracks y compramos Dansette Dansette sin haberlo escuchado, sin esperar a la actuación de Tender Trap en el festival. Nos presentamos en la primera fila del concierto del grupo, la cosa comenzó dubitativa (¡maltidos medios tiempos!) pero a mitad de concierto comenzaron a sonar canciones desconocidas que elevaban nuestro espíritu de nuevo. Dansette Dansette se mostraba lenta, pero decidida, Fireworks comenzaba a abrir camino, Do You Want A Boyfriend? hacía que gritásemos su estribillo aún cuando la escuchábamos por primera vez, Girls With Guns y su puntito macarra…al llegar a casa lo primero que hicimos fue escuchar Dansette Dansette para confirmar que sí, que Amelia y Rob están de vuelta tal y como les conocimos hace muchos años, la suerte vuelve a sonreirnos.

10. Allo Darlin’ Allo Darlin’ (Fortuna Pop)

El de Allo Darlin’ es de esos discos que ha ido creciendo poco a poco. Comenzamos a seguir a la banda casi sin querer, adquiriendo su 7” para WeePOP Records. La escucha de aquel precioso vinilo nos hizo recordar los tiempos en los que cada 7” recibido en casa tenía algo que decir, por no hablar de que estaba tan bien presentado…poco después llegaron algunos otros singles de vinilo. No había desperdicio en ellos, además Elizabeth Morris iba colándose hasta en la sopa, digo, Tender Trap. Sus videos resultaban vitalistas…y en esto llegó Allo Darlin’ (el disco), piropos por todas partes y un encumbramiento hacia el estrellato del Indie Pop más candoroso. La corona les fue entregada, en realidad se la dieron a Elizabeth Morris, en la edición 2010 de Indietracks, donde tuvimos oportunidad de verla sobre el escenario hasta en tres ocasiones, con su grupo o acompañando a otros. Si a eso añadimos que también se dedicaba a estar en el puesto de discos, incluso a comer a la misma hora que nosotros, sentándose a nuestro lado, pues al final tenía que pasar lo que ha sucedido, y es que el primer Lp de Allo Darlin’ es nuestro disco favorito de Indie Pop saltarín (ya, menuda definición) del año. The Polaroid Song es nuestra predilecta, aunque buena parte de ello la tiene ese video que recrea El Club de los Cinco, del desaparecido John Hughes. Le siguen de cerca Dreaming, la gamberra Kiss Your Lips o la tierna My Heart is a Drummer…sabemos que en directo no son la mejor de las bandas, pero qué ganas de que llegue la primera edición del Madrid Popfest.

11. NevereverAngelic Swells (Slumberland Records)

O lo que es lo mismo, cómo meter música de cuatro décadas consecutivas en un Lp de debut sin que el asunto no chirríe. Angelic Swells es la respuesta, maneja sin problemas el rock de los cincuentas, las girl groups de los sesentas y el rock femenino con actitud de los setentas y no olvida las melodías y el Power Pop ochentero. Todo ello cohabitando en perfecta armonía en canciones que por momentos nos hacen parece estar escuchando a Dolly Mixture. Probablemente el disco más divertido, por sorprendente y variado, de todo el pasado año. Ni Bricolage ni The Royal We, las otras bandas de los miembros de Neverever consiguieron atraer ni una décima parte de la atención que atrae este nuevo grupo, de su acertada estética e imagen ya ni hablamos…

12. Säkert! Facit (Razzia Records)

Tiene gracia lo que se puede leer al entrar al myspace de Säkert!, donde para describir la música de la sueca Annika Norlin se dice que es música de meditación y sanación. Y es que realmente a eso se dedica Annika Norlin, ya sea a través de Hello Saferide o con su proyecto paralelo Säkert!, donde hace la misma música pero empleando su lengua natal, para expresarse. Por aquí desconocemos la categoría de esta mujer en su país, sin embargo allí Facit logró colocarse entre los discos más vendidos en pocas semanas. Un auténtico lujo poder comprobar cómo las conquistas de en los países nórdicos no se limitan a las prestaciones estatales a las que tienen acceso sus habitantes, la inteligencia y el buen gusto también parece ser patrimonio suyo. Facit no pone las cosas al oyente tan sencillas como Säkert! lo hizo en su día, estamos ante un disco muchísimo más introspectivo, las melodías siguen presentes, pero parece que en esta ocasión Annika haya preferido curar sus heridas de modo algo más sosegado. De resultas tenemos un disco profundamente lírico y sentido, emocionante desde las primeras notas, con una producción brillante que realza la belleza de las canciones aquí presentes. Ahora sólo queda esperar un nuevo trabajo de Hello Saferide, ya está tardando…

Ahí queda el listado, ni mejor ni peor que los de otros años, sólo pésimamente elaborado, con prisas y sin paciencia, pero estos últimos meses están siendo así por aquí. Fuera quedan tantísimos discos que es mejor no pararse a pensar en la injusticia que cometemos olvidándonos consciente de Summer Fiction, por mencionar un disco, pero para alabar un disco hay que haberlo escuchado un mínimo de diez o veinte veces. Allá cada cual con esos gustos fruto de un par de escuchas de archivos mp3, por aquí vamos a seguir disfrutando de este divertimento con nuestros vinilos y nuestros Cd’s. Mientras haya algo susceptible de ser girado, ahí estaremos nosotros.

Por cierto, este listado va por Joel Felipe, espíritu afín allá en la distancia.

6 comments
Deja un comentario »

  1. Manuel,
    Encantado como siempre de leer tus resúmenes, y mira que me ha sorprendido un poco que incluyeras a los Magic Kids, Best Coast y Neverever, no porque pareciera un prejuicio de mi parte, sino porque simplemente no me imaginaba que te gustaran mucho. Por otra parte, me emociona todo eso que dices de los Magic Bullets y sí! muy janglero ese disco. También, me imaginé que incluirías a Allo Darlin’ y Amelia, pero asimismo, creí que pondrías alguno en español. Por último, muchas gracias por la mención, y yo, (nuevamente) contento de pisar sitios como este.

    Un fuerte abrazo,

  2. Hooola Joel,

    Vaya, sabía que tenía un comentario por contestar, pero no lo encontraba 🙂

    Yo creo que de los discos que dices te sorprende encontrar, el que puede chirriar un poco es el de Best Coast, porque el de Magic Kids es un discazo de Pop tremendo y el de Neverever un batiburrillo musical en el que cabe todo, pero todas las influencias y referencias me encantan. El de Best Coast es el disco más obvio, en el sentido de que juega a introducir muchos guiños en el que el oyente “alternativo” picará. Vamos, que les ha salido un disco muy a la moda, pero no por ello deja de ser una chulada. El de Magic Bullets yo creo que lo compusieron hace venticinco años…y lo han publicado ahora, porque parece un disco hecho por James Kirk, es tremendo. Allo Darlin’ están porque hay que meter una dosis de Indie Pop ligero y alegre de ese que tanto me gusta, además el disco cada vez me gusta más, aunque reconozco que le tengo algo de manía a Elizabeth Morris, supongo que por tenerla hasta en la sopa en el Indietracks. Lo de Tender Trap es de justicia, no todos los días se resucita 🙂

    Un abrazo,
    Manuel Soleado

  3. […] This post was mentioned on Twitter by Allan Azulbotón, Rubén Blanco. Rubén Blanco said: Los mejores discos de 2010 para el blog "360º de Separación" – YES DARLING, BUT IS IT ART? Cosecha 2010 http://bit.ly/h4t1We […]

  4. He hecho una lista de spotify con los discos! La verdad es que coincido en muchos 🙂

    http://open.spotify.com/user/cabys/playlist/3QgVeboMiVoGXzQ78dumUi

  5. Perfecto, gracias 🙂

    Saludos,
    Manuel Soleado

  6. Pues No tengo nada en contra Magic Kids, Neverever y Best Coast (a estos últimos les he escuchado más), y a mí también me gustan, solo fue una sorpresa, así como el 2009 hubieron unos pains o unos fitness forever :)… y ahora que haces el puente de los magic bullets y james kirk, recuerdo también que eso fue lo que te impulsó a una elección a un mejor disco de la década pasada.
    Saludos,

Deja un comentario