NAT JOHNSON
Neighbour of the Year (2014)

10 Mayo 2015 | Por | Categorías: Novedades

Anoche nos dedicábamos a la casi siempre gratificante labor de rescatar videos musicales de grupos que habiendo aparecido por aquí en el pasado han quedado irremediablemente perdidos en nuestra memoria. Tanto redescubrimiento nos condujo de nuevo a Nat Johnson, una mujer que conocimos allá por 2008 ó 2009 y que desde entonces ha estado presente en nuestra vida, llegándose a convertir (todavía lo es) es nuestra voz femenina favoritas. Una simple ojeada al buscador de 360º de Separación basta para comprobar cómo hemos dejado constancia de sus andanzas, ya fuera a través de la inclusión de alguno de sus videos, comentarios de un nuevo disco, aquella primera vez que pudimos encontrárnosla cara a cara…incluso de un año en el que uno de sus discos se encontró en la lista de nuestros favoritos del ejercicio.

La carrera de Nat Johnson se prolonga ya a lo largo de más de diez años que han dado para dos cambios de vestimenta en su música. Nuestro primer acercamiento a su voz fue gracias a la banda con la que debutó, los maravillosos Monkey Swallows the Universe, grupo de eminente inspiración Pop y grandes influencias Folk, tanto vocal como instrumentalmente. Con MSTU parece que la popularidad, a tenor de lo que se puede leer, rozó a Nat Johnson, teloneando el grupo al mismísimo Richard Hawley y llegando a publicar dos excelentes álbumes y varios singles en The Sheffileld Phonographic Corporation (sello ya inactivo que arrojó una serie de buenos discos de bandas como Standard Fare o Slow Down Tallahassee).

La carrera de MSTU se interrumpirá en 2008, decisión que marca el inicio de la carrera en solitario de Nat Johnson, editando primero bajo su propio nombre el single Dirty Rotten Soul para posteriormente volver a unirse a Kevin Gori, cofundador de MSTU, para firmar su carrera a partir de ese instante como Nat Johnson and the Figureheads, banda que publicó dos trabajos; Roman Radio (magnífico, en Damaged Goods) y I’m Across, I’m Ashore, de nuevo en TSPC. Ambos trabajos muestran a una Nat Johnson menos constreñida por los aires folkies de la música de su primera banda, produciendo un Pop que por momentos se nos antoja con posibilidades comerciales (es un decir) en un mundo perfecto donde se apreciaran las bonitas canciones pop desprovistas de artificios efectistas. Obviamente nuestra visión está equivocada y los discos de Nat Johnson and the Figureheads pasan absolutamente desapercibidos, con una escasa repercusión en medios, ya sean establecidos o amateurs, pues pocos son los blogs que darán publicidad a la carrera de nuestra heroína.

Mientras tanto y durante todo este tiempo nosotros seguimos pendientes de cada nuevo paso en la carrera de Nat Johnson, teniendo la oportunidad de disfrutar de su voz en directo en las ediciones de Indietracks en 2013 y 2014, primero con Without Feathers, breve proyecto junto a Emma de Standard Fare, para finalmente poder tener la oportunidad por primera vez de verla interpretando un repertorio propio el pasado verano, en una actuación dedicada a presentar las canciones de Neighbour of the Year, el primer Lp (Mini-Lp en realidad, en formato 10”) que Nat Johnson firma con su nombre, sin acompañamiento alguno.

Neighbour of the Year sería presentado casi seis meses después de aquella actuación, en noviembre de 2014, y supone un nuevo giro en la música de esta mujer orgullosa habitante de Sheffield (pocas veces pierde la oportunidad de manifestar su amor por la ciudad). Si hasta ahora siempre habíamos hablado de la presencia del Folk en su música, siendo esta una fuerte componente en sus canciones, este nuevo disco puede calificarse directamente de un trabajo adscrito a esta etiqueta. Digamos que, salvando las distancias, pues nos encontramos con un trabajo infinitamente más purista y profundo, parece que el espíritu de algunos temas de MSTU vuelva a residir en la música de Nat Johnson. Las siete canciones que integran este nuevo disco inspiran la idea de estar ante una especie de ejercicio de estilo (Folk, claro) en el que su autora se afana en arreglar con verdadero esmero unas composiciones verdaderamente introspectivas.

El álbum se abre con una inmensa Not Now, Horse que rápidamente se nos antoja como una de las mejores composiciones de Nat, siendo plácida en las formas el tema es una lección de optimismo aplicado para superar las dificultades, muchas veces magnificadas, de la vida diaria. Una constante, la del optimismo, el querer encarar las cosas mejor, que se repetirá a lo largo de todo el trabajo, aunque quizás no con tanta claridad ni con mejor resultado que en la pieza que abre el disco, claro que a todo esto contribuye una completa sección de vientos que se marca un crescendo de esos que te dejan al borde de la lágrima de pura felicidad.

March March es una de las piezas más desnudas del disco, apenas una bonita armonía, la guitarra y algún diminuto aderezo con las cuerdas conforman esta pequeña delicia. A continuación I’ve Been Shot podría ser el single de este disco, si Nerighbour of the Year se prestara a tenerlo…eso sí, sería un single de tintes oscuros, la propia Nat Johnson lo confiesa, el tema presenta los momentos más bajos en los que podemos caer al perder el control, cuando la ansiedad (de la que fue víctima) se apodera de nosotros.

A estas alturas de disco ya nos ha quedado claro que no estamos ante un disco fácil, bonito sí, pero no sencillo ni por temática ni por la forma. I Can’t See You reza el siguiente tema, pero no se refiere Nat Johnson a nadie más que a sí misma al repetir sin cesar ese I Can’t See You….el rescate viene de la mano de Neighbour of the Year, aunque solo sea por sus ropajes algo más Pop. Dog parece una canción sobre el hecho de tener un perro, pero en realidad estamos de nuevo ante un ejercicio de optimismo que Shelter acompaña en forma de agradecimiento por la ayuda recibida en los malos tiempos, siendo la única pieza del disco grabada en una única toma.

Desde luego no creemos que Neighbour of the Year vaya a ser el trabajo más popular de Nat Johnson, tampoco sabemos si la carrera de la inglesa seguirá por estos mismos derroteros o estamos ante un trabajo fruto de una difícil etapa en lo personal. En cualquier caso estamos ante un disco francamente bonito donde letra y música son de gran valor y nos reafirmamos en la creencia de estar ante una estupenda compositora cuya música merecería muchísima más repercusión de la que ha tenido hasta este momento. Neighbour of the Year ha sido publicado por la propia Nat Johnson a través de Straw & Hay Records y puede conseguirse en vinilo 10” o Cd.

Deja un comentario