THE NOTES
Wishing Well (2010)

28 abril 2011 | Por | Categorías: 00's, Novedades

Hoy toca otra de esas muestras de injusticia que tanto nos gusta exhibir. La injusticia es una de las motivaciones de 360º de Separación, no podía ser de otra forma, hablamos de Indie Pop, un género o etiqueta que no deja de ser absolutamente minoritario. Está bien, ya no estamos en la España de los primeros años 90’s, digamos que los años del “despegue” del Indie Pop…ahora las cosas son algo distintas, fuera todo siempre fue mucho mejor. Pero ojo, no nos engañemos, aquí hablamos del verdadero Indie Pop, del que rara vez sale en medios que no sean pequeñas webs o blogs (antes fueron fanzines), el Indie Pop “establecido” (una invención y suerte de música que es más un producto de consumo fácil que otra cosa) no nos interesa, y ése es precisamente el que más difusión tiene. Lo nuestro…bien, lo nuestro es de risa, no lo vamos a negar. Somos capaces de tomar un avión para ir al festival más importante del Indie Pop mundial…para una vez allí darnos cuenta de que apenas hay mil personas congregadas, y lo mejor de todo es que a muchos los conocemos (en persona o virtualmente) desde hace casi veinte años. Esto es una injusticia, es así y punto, la cuestión no merece mayor consideración. Nunca lograremos sacar esta música de un amable ostracismo, algo realmente asombroso, porque la amabilidad del sonido Indie Pop es innegable.

Sin embargo hasta dentro de este pequeño microcosmos del Indie Pop los hay con más o menos suerte, porque no siempre la fortuna sonríe a los que más la merecen. Pongamos un ejemplo, ahí tenemos a Veronica Falls, una banda que en principio no nos motivaba lo suficiente, pero que nos conquistó en directo, logrando que le diéramos una segunda oportunidad a sus escasas canciones. Ahora estamos al pie del cañón, aguardando nuevos trabajos de los británicos. No somos los únicos, las canciones siguen siendo las mismas pero alguna conciencia tiene que haber removido Veronica Falls para que este próximo verano la banda forme parte del cartel del próximo FIB. ¿Suerte o mérito? Suponemos que un poco de todo, otros en cambio apenas han logrado colocar su Lp de debut (sí, Lp, no 7” como es el caso de VF) en un par de blogs que, siendo justos, tampoco les han prestando una atención desmedida.

The Notes son de esas bandas que están necesitadas, por justicia, no más, de un reconocimiento que incomprensiblemente no les acaba de llegar. Quizás si publicaran sus canciones en un sello tan moderno en esto del indie como Captured Tracks su historia sería distinta, pero no es el caso. Wishing Well, su álbum (doble 10”) de debut, fue puesto a la venta por Bleeding Gold Records en una ridícula (también cara, carísima) tirada de 400 copias hace ya bastantes meses, pasado este tiempo todavía podemos hacernos con este trabajo sin problema alguno. ¿Acaso nos falla la vista o es que nuestro olfato es más fino que el de otras personas? Sinceramente, ni lo uno ni lo otro, The Notes no parecen destinados a las alabanzas, aún así hoy intentaremos convencerte de la necesidad de que le prestes atención a Wishing Well.

Hay quién prefiere encontrarse con setenta y pico minutos de música cuando compra un álbum (especialmente en Cd, que es el formato que lo permite), pero lo cierto es que resulta complicadísimo encontrar un trabajo largo que justifique más allá de cuarenta y cinco minutos de escucha. Por aquí preferimos la concisión, llegar rápido y marcharse de igual modo, dejando al oyente con ganas de más. The Notes no se esfuerzan en disimular su vocación, la de un Indie Pop de tientes oscuros, a veces áspero, que difícilmente abarcará el reto de la canción de tres minutos, ni falta que hace, cabría añadir. Wishing Well se nos esfuma en menos de media hora, The Notes van directos al grano, sin preámbulos innecesarios. Awake abre el álbum y en apenas veinte segundos ya nos tiene convencidos, la voz femenina arrastrada, la aparente tosquedad de una guitarra que sobresale sobre la maraña del sonido de otras guitarras, los cambios de ritmo, su bajo de tono sombrío…todo nos resulta tan familiar, tan estremecedoramente familiar, porque un pequeño escalofrío nos recorre cuando pensamos en las influencias que la banda maneja, todas impecables. Those Days, Those Nights se lanza a continuación, de nuevo el bajo, de nuevo Factory, porque los retazos de post punk que insuflaron vida a los comienzos del célebre sello británico, también se encuentran aquí presentes. En Happy Birthday ya no sólo es un bajo, todo el sonido del tema es oscuridad, pero siempre sobrevolando sobre ese tinte sombrío que The Notes aplican a su música está la voz, a veces deliciosamente torturada, de Lauren. Después de semejante inicio, oscuro pero a la vez tremendamente brillante y adictivo, el trío se decide a imprimir algo más de ritmo a su música (bien, en Awake ya lo había) con Forgotten, quizás uno de los singles más claros de todo Wishing Well gracias a una línea de guitarra al más puro estilo jangle que se te clava en la memoria. Bajo y percusión parecen trasladarnos a los primeros The Wake, sin duda grupo admirado por estos The Notes. Lighthose es puro Pop, por fin un tema más abierto, eso sí, ni el fuzz ni la tosquedad nos abandonan, ambos son seña de identidad de la música aquí contenida.

Forbidden Fruit bien podría ser un homenaje a la Velvet Underground & Nico, su sonido es un calco del de aquellos y Lauren a buen seguro tiene a la tristemente desaparecida Nico como un referente. Sheltered se muestra como una de las piezas más convencionales escuchadas hasta el momento y preludia a Summer Love, otro de los grandes temas de este doble 10”. Wishing Well, la canción, retoma el oscuro post punk medio electrónico que protagonizó los primeros ochentas y que sin duda The Notes asumen como propio, percusión en permanente síncope e una buena dosis de intimismo, eso es Wishing Well. Entramos en la recta final del disco, tres canciones nos restan para el final, Nineteen asombra por lo caótico de su sonido, todo es premeditado, incluso cuando suenan cavernícolas como unos Beat Happening. Porphyria’s Lovers baja sustancialmente el nivel, estando frente a la pieza más floja de todo el trabajo, mientras que Lost For Days firma un bonito y calmado final en forma de medio tiempo, un broche perfecto para cerrar un disco que si no resultar tan exigente con el oyente, porque exige atención permanente, se nos antojaría breve.

En resumidas cuentas, The Pains of Being Pure At Heart sí, también Veronica Falls, pero The Notes no. Los primeros están alcanzando, cierto que cada uno a distinto nivel, un reconocimiento con el que por ahora The Notes ni sueñan. ¿Realmente estas tres bandas son tan distintas? Puede que TPOBPAH hayan destacado con un primer Lp ciertamente efectivo y fácilmente memorizable, pero no alcanzamos a comprender qué separa a The Notes de la relativa popularidad de otras bandas de las que ellos están, como mínimo, a mismo nivel. Wishing Well fue uno de los mejores Lp’s publicados en el pasado año 2010, si todavía no lo has descubierto, ya estás tardando…

6 comments
Deja un comentario »

  1. ni siquiera había oído hablar de ellos, pero seguro que no me defraudan.

    se puede conseguir el disco en formato digital, a cambio de la voluntad (también gratis) en el bandcamp del grupo:

    http://wearethenotes.bandcamp.com/album/wishing-well

  2. No se ha agotado porque está carísimo el disco… 22 dólares MAS gastos de envío? :p

  3. Eso la versión “barata”, Roque. Porque la otra creo que está en unos 30 dólares más gastos de envío. Ahora, también he de decir una cosa, si se agota y nos encandilamos con ese disco dentro de dos años, no ahora, hasta nos parecería barato. ¿Quién no ha pagado 30 o más dólares por un 7″ en ebay? Que levante la mano el que esté libre de pecado jajaja

    Esto es un vicio 😉

    Saludos,
    Manuel Soleado

  4. Jaja, pues si es un vicio, uno terrible, aunque ya te digo que la única vez que pagué 30 dólares fue por el Emma’s House de Field Mice. Pero de eso hace mucho, Me prometí no pagar tanto nunca más, siempre esperar por los incautos que vendan a precio de risa.
    Aunque claro, está el punto ese de que si se agota, y luego aparece en ebay por 50 dólares…

    Y mira que yo a los The Notes los tenía ninguneados, es que los vi en directo en Londres y estuvieron muy mal. Pero hace unos días que te leí y le di una nueva oportunidad al disco en Bandcamp y me ha empezado a gustar, pero no tanto así… voy a ver si el tío del sello quiere hacer un intercambio primero, sino será la versión baratita :p

    saludos,
    Roque

  5. Hooola Roque,

    No sabía lo del directo de la banda 🙁 A mí me parecen un grupo que ha publicado un discazo, ahora, también he de decir que siempre andan en el filo de la navaja, son capaces de construir grandes canciones, pero en su afición por el post punk a veces les veo cerca de caer en el sopor. Todavía no me han defraudado, pero les tengo ahí, bajo vigilancia.

    En cualquier caso creo que es un disco que hay que tener (yo todavía no me hice con él, me duele mucho ese dinero…). Es probable que si se agota pronto nos lamentemos por no tenerlo. Además las dos ediciones son de escándalo, espectaculares.

    Saludos,
    Manuel Soleado

  6. hello!

    the records are free if you like
    i have a small amount myself
    e-mail me at sam_ayres1@hotmail.com if you would like one

    i was in the notes, it was all an accident and so full of problems, so forgive us
    we had no idea what to do
    it was fun for a while

Deja un comentario