CLOUDBERRY 406
Fanzine

13 agosto 2011 | Por | Categorías: Formato Pequeño

Nos gusta vivir el presente, la nostalgia es inevitable, pero también es una estúpida forma de malgastar nuestro tiempo y energía. De modo que si nos preguntaran qué echamos de menos de los viejos tiempos, de aquellos años en los que Internet no existía (damos fe de que esos años existieron), la lista de cosas que elaboraríamos sería bien corta, al menos en lo musical. Pero puestos a pensar en ella, estamos seguros de que los fanzines sería de lo primero que pondríamos, más en estos tiempos en los que triunfan los escasos caracteres que twitter ofrece para comunicarse o esa horripilante forma de escribir, inicialmente propia de los sms, que algunos emplean para dejar sus comentarios u opiniones en diversos foros y webs.

Suponemos que le sonará absurdo a un chaval que ha comenzado su afición en la era de Inet escuchar que unos burdos papeles unidos con grapas, redactados con viejas máquinas de escribir y con diseños más que caseros, eran prácticamente la única forma de estar al día del mundo del Indie Pop hace un par de décadas. Pero la realidad era ésa, y la cuestión es que no nos fue tan mal, ya por aquel entonces nos quejábamos de la cantidad de bandas a las que teníamos que seguir la pista, la oferta siempre nos desbordaba. Semana tras semana recibíamos en casa un nuevo fanzine (con suerte incluía una cinta recopilatoria) que algún chaval había redactado en su habitación, en la casa familiar, y podemos asegurar que todos y cada uno de aquellos fanzines nos aportaron o descubrieron algo. Puede que la oferta musical nos desbordara ya entonces, pero la información era escasa y por eso resultaba tan valiosa. En la actualidad los tiempos han cambiado, la palabra se echa en falta, existen miles, cientos de miles de blogs…pero ya casi nadie se molesta en hablar de la música que le entusiasma, un enlace de descarga suele ser suficiente, en este sentido hemos salido perdiendo, y es por ello que en pleno S.XXI cuando todavía cae en nuestras manos el último número de un fanzine volvemos a entusiasmarnos como lo hacíamos en el pasado, porque estamos seguros de que detrás de esas páginas, ahora mejor presentadas, se esconde alguien que comparte nuestro entusiasmo por la música y todavía tiene ganas de contárselo a los demás, sin necesidad de enlace de descarga…

Uno de los objetivos que llevábamos en mente cuando nos trasladamos a Derby para asistir a la última edición de Indietracks era completar nuestra colección de discos de Cloudberry. Habíamos quedado con Roque para que nos entregara en mano los últimos 7” de su sello, poco a poco está dándole forma a una colección de discos que pronto no tendrá nada que envidiar a la de alguno de esos sellos que le han inspirado. En medio del intercambio y la conversación que surgió, Alex (7iete Pulgadas) le preguntó rutinariamente si aparte de los discos que nos había llevado a Derby tenía algo más en su bolso, instante en el que Roque sacó un fanzine primorosamente envuelto en su bolsita de plástico. Obviamente no dudamos en hacernos con un ejemplar del mismo. Nunca hasta ahora habíamos tenido uno de los fanzines de Cloudberry en nuestro poder y ahora que hemos podido disfrutar del contenido (y continente) del Cloudberry 406, nos lamentamos por no haber ido adquiriendo la colección de fanzines del sello estadounidense.

Obviamente buena parte del contenido del Cloudberry 406 se centra en bandas pertenecientes al sello o que han colaborado en algún momento pasado con Cloudberry, el fanzine es en realidad una sucesión de entrevistas con gente conocida como The Garlands, Bedroom Eyes, My Laundry Life o Very Truly Yours, pero también descubriremos grupos desconocidos para nosotros como Cassolette. Lo cierto es que si hace tiempo resultaba complicado obtener información sobre muchos de aquellos grupos que nos gustaban, ahora en plena era de Inet, con todas las facilidades que ésta ofrece, aún es más difícil saber cosas de esas pequeñas bandas Indie Pop cuyos discos pululan por casa continuamente, de modo que resulta estupendo descubrir el universo de estas bandas con las entrevistas que Roque publica en su fanzine. Pero por si esto no fuera poco, justo casi al final de sus páginas, nos encontramos con una pequeña sección en la que descubrimos alguna que otra recomendación, tanto de otros fanzines como de páginas webs, gracias a lo cual hemos descubierto las últimas (y brillantes) andanzas de Jo Bartlett de Bluetrain, con un Lp desconocido que ya mismo nos hemos puesto a la labor de conseguir por cualquier medio.

Finalizaremos por el comienzo de este fanzine, porque no podemos dejar pasar por alto su editorial, escrito muy a la antigua usanza, cuando todo creador de un fanzine dejaba bien clara su opinión (muchas veces polémica) sobre algunos aspectos del Indie Pop. En este caso Roque da su opinión (que compartimos totalmente) sobre los vicios y defectos de la escena Indie Pop londinense (aunque por aquí pensamos que es un problema general de U.K.), destacando ese extraño sentido de la educación que parece que dificulta a muchos indie kids dar su verdadera opinión sobre aquellas cosas que no les gustan y es que basta darse una vuelta por foros como Anorak para darse cuenta de que la crítica ha desaparecido por completo de la escena Inde Pop británica, flaco favor se hace a ésta cuando muchos deciden no opinar abiertamente sobre, por ejemplo, aquellos conciertos de Indietracks que fueron francamente decepcionantes…pero bueno, esta quizás sea una historia que debamos desarrollar cuando hagamos el pertinente resumen del festival.

Cloudberry 406 es un excelente fanzine con el que deberías hacerte si dentro de tus planes futuros está hacerte con cualquiera de los 7” de Cloudberry, te garantizamos unos buenos minutos de lectura descubriendo detalles y planes de algunas de tus bandas favoritas. Ah, y si eres de esos que no conciben la información sin un fondo sonoro, decirte que el fanzine incluye un pequeño Cd’r en formato 3” con canciones de Very Truly Yours, The Plutification Table, The Garlands, Persian Rugs y Sleuth. Corre a por él.

Deja un comentario