THROW THAT BEAT IN THE GARBAGECAN!
Large Marge Sent Us! (1989)

1 May 2006 | Por | Categorías: 80's, Discos

Bien, no debiera ser difícil escribir algo sobre Throw That Beat in the Garbagecan! (a partir de ahora TTBITG), en realidad lo único que pretendía en un principio era comentar mi disco favorito de mi banda alemana favorita. Y tampoco tenía muchas dudas respecto a cual sería, pero claro, las cosas no son tan sencillas como parecen en un principio, de modo que cuando empiezo a escribir llevo ya cerca de dos horas sumergido en el mundo de TTBITG. Supongo que esto es un blog, y aunque mi idea es comentar discos, canciones y todo aquello relacionado con la música sin tener que contar mi vida, pues en el caso de TTBITG creo que voy a dejarme llevar un poco por mi propia experiencia con el grupo.

¿Cómo descubre un españolito a TTBITG?, en mi caso gracias a la devoción que tenía por uno de los sellos más maravillosos del Indie Pop mundial de principios de los 90’s; Heaven Records, el sello regentado por Matt de los Fat Tulips donde se publicaron algunos de los discos de su banda y otros de los mejores grupos indies de entonces, como Confetti, Strawberry Story, los Melons (ex-Fat Tulips)…y nuestros TTBITG. Heaven era uno de esos minúsculos sellos de los que te comprabas absolutamente todo, de modo que tampoco te molestabas en indagar sobre los grupos antes de hacer un pedido (todavía no existía aquello del mp3), y así aprovechando que me faltaba un 7” de los Fat Tulips un día encargué también mi primer disco de TTBITG, un 7” precioso que rezaba en la portada Chill Out With Throw That Beat in the Garbagecan! , en realidad entonces pensé que ese era el nombre del grupo, en la portada aparecían caricaturizados los miembros del grupo sobre el globo terráqueo. Lo primero que me llamó la atención del disco era la hojita interior que lo acompañaba, en vez del típico mini-fanzine o postal que se adjuntaba con los discos del sello, en esta ocasión había un graciosísimo e impagable cómic en el que aparecían los miembros de la banda en una gira por Inglaterra, estaba firmado por Klaus Cornfield, líder del grupo. Después de esto solo quedaba poner la aguja sobre el disco y escuchar las tres canciones contenidas en el disco, empezó a sonar Just Sixteen y aquello pintaba bien, purito Indie Pop al estilo de los Fat Tulips, pero con más ritmo, energía, un estribillo contagioso y con un final de tema marcado por una guitarra afilada que te dejaba descolocado. Estaba bien, pero había que seguir, darle la vuelta al disco y probar los otros dos temas, Lotsi Gogo y You’re Exactly What I Want, la primera empezaba con un puntito macarra, Klaus empezaba a cantar y un coro de chicas le seguía con estribillo y los típicos pa-para-pa-pa-paraaaa, volvían a hacer sonar unas guitarras contundentes y de pronto estabas metido en una canción que te hacía bailar sin remedio, era un Pop loco y divertido, como si Heavenly hubiera estado liderado por Fred Schneider y Kate Pierson de los B-52’s. El último tema del single era quizás el más convencional, también el más bonito y redondo, después de esto había que seguir buscando más canciones.

Así me topé con TTBITG, al poco tiempo me había dado cuenta de que no era la única persona completamente rendida al encanto, en parte infantil, del grupo. Comencé a hacerme con todos los discos que encontraba del grupo, primero el disco del que tratamos aquí, poco después con los siguientes Lp’s Not Particularly Silly y Cool, así como su predecesor Tweng y multitud de singles de sellos como September Gurls o Electrola. Y de pronto, por unos pocos meses, me encontraba con reseñas en revistas como Spiral, fanzines que escribían sobre ellos y sellos que se rendían a sus canciones y querían publicar alguno de sus discos, como Siesta o Spin Art. No era de extrañar, lo cierto es que el grupo había conseguido crear, además de unas canciones con un alto poder adictivo, una imagen totalmente llamativa a los ojos de cualquier indie kid que se preciara, con esa evocación del espíritu hedonista, de una infancia-adolescencia no perdida, pura manifestación de la no voluntad de crecer y enfrentarse a la madurez, al menos esa era la imagen que el grupo lograba transmitir, muy atractiva sin duda tratándose de la música que elaboraban.

Pero después de estos momentos de euforia TTBITG se fueron de igual modo que llegaron, poco a poco y sin avisar, primero acortaron su nombre dejándolo en Throw That Beat! (su 7” en Siesta ya salió con ese nombre), Lotsi Lapislázuli, la más carismática de sus miembros junto a Klaus Corfield, abandonó la banda y poco después se publicó el que fue su penúltimo Lp Superstar, donde el nivel compositivo caía en picado antes de entonar su despedida con Sextiger.

Si analizando todos los años de producción discográfica (1988-1996) hubiera que quedarse con un solo disco del grupo la elección recaería sobre tres discos (por razones obvias nos centramos en los Lp’s) Large Marge Sent Us!, Not Particularly Silly y Cool. Personalmente descartaría rápidamente el último de ellos, no por el nivel compositivo, que sigue siendo altísimo, pero sí por algo tan simple como el no ser poseedor del factor sorpresa con el que contaban los otros dos discos. Así la cosa queda entre dos discos publicados en años sucesivos, si uno se para a valorar canción por canción la partida acabaría en tablas, sin embargo yo no puedo más que decidirme a recomendar Large Marge Sent Us! Por varios motivos, uno tan práctico como que todavía es fácilmente localizable a través de la edición que publicó para U.S.A. el sello Spin Art, eso hará que aquel que quiera iniciarse en la escucha de la banda lo tenga muy fácil a través de Ebay, otro motivo es que aquellas tres estupendas canciones del 7” de Heaven Records por las que descubrí al grupo se encuentran contenidas en este disco, y finalmente el motivo principal es que creo que en este disco la banda consiguió sacar su sonido más brillante, gamberro, muy acorde con sus letras y títulos como When I’m Dead, Acid Dj o Batman Stinks (con su ritmo Ska) pueden lograr que estés bailando a lo largo de todo el disco.

Como comentaba es fácil conseguir la edición de Spin Art de este disco, así como la misma edición de Cool, si pruebas no te arrepentirás y serás fan para toda la vida.

No comments
Deja un comentario »

  1. Que buena sorpresa que se hable de los Throw that Beat in the Garbagecan en una página en castellano!! Es mi banda favorita de siempre ^_^

    Excelente página y muchísimas gracias por enlazarnos, haré lo mismo también.!

    El Hombre Bombilla 🙂

  2. Muchas gracias por el enlace Rogue, os sigo desde hace bastante tiempo. La verdad es que hay poca información en castellano sobre algunas estupendas bandas, una de ellas Throw That Beat in the Garbagecan!, que también fueron una de mis bandas favoritas durante años. En cualquier caso siguen volviéndome loco.

    Saludos,
    Manuel Soleado

  3. ¡Qué mitico el 7″ para el sello de los Fat Tulips!. Fué el primero que les escuché. Aún consevrvo una comiseta de ellos que me tocó en El Diario Pop.

  4. […] Todos adorabamos a los Bartlebees. Eso es un hecho díficil de negar. En mi caso junto a los Throw that Beat son de mis bandas alemanas más queridas. ¿Pero qué pasó después de su separación en el 99? […]

Deja un comentario