BALLBOY
Indietracks 2010. #23

6 July 2010 | Por | Categorías: 00's, Indietracks

Ya saben aquel dicho que reza “Ay, Manolete, si no sabes torear para qué te metes”, pues ahí estamos, porque lo cierto es que nuestra relación con la discografía de Ballboy ha sido intermitente, no habiendo escuchado como es debido todos los trabajos de los escoceses. Aún así hoy toca hablar del cuarteto de Edimburgo ya que hemos tenido noticia del anuncio de boda de Gary Morgan, batería de la banda. La cosa no tendría que tener mayor enjundia, pero lo cierto es que la noticia nos llegaba a través del blog oficial de Indietracks, y eso es así porque Gary Morgan y su prometida han elegido Indietracks como lugar para oficiar y celebrar su boda. Algo que nos parece, como poco, pintoresco, gracioso y llamativo.

De Ballboy decir que fuimos hechizados por los escoceses aún cuando el primer contacto con la banda fue por su procedencia, sin embargo los primeros singles del grupo supusieron un verdadero impacto para nosotros en un momento en el que echábamos en falta (a punto estaban de reactivarse) a nuestros adorados The Go-Betweens (oh, Grant, snif). Mientras tanto Ballboy mantuvieron activa la llama de los australianos, gracias a un Pop complejo, de largos desarrollos y brillantes letras, todo aquello que nutría la música de los Gobis. Algunos quisieron emparentar a la recién nacida banda con compatriotas como Belle & Sebastian (no tienen nada que ver) o la retórica de Hefner, con los que comparten la agudeza de sus letras. Pero Ballboy pronto se erigieron con una banda con una personalidad propia capaz de producir hits como I Hate Scotland o Avant Garde Music, para más tarde publicar todo un debut que quedará entre lo mejorcito de esta primera década de nuevo siglo. A Guide For The Daylight Hours era cínico y ácido a partes iguales, pero igualmente dulce y profundo, situando a Ballboy como la más destacada banda independiente escocesa del momento, al menos para algunos pocos que consideramos sus primeras canciones como algunas de las mejores composiciones escocesas escuchadas en los últimos diez años.

Más tarde llegarían dos álbumes más; The Sash My Father Wore and Other Stories y The Royal Theatre a los que francamente no prestamos la atención debida, esperando el momento idóneo para rescatarlos de nuestra discoteca (se admiten opiniones sobre ellos), y por fin en 2008 y después de cuatro años de silencio llegaría I Worked On The Ships, un cuarto Lp que de nuevo entraba en casa para volver a reconciliarnos con su música, quizás más sosegada que antaño, pero igualmente fácil de disfrutar y con la misma inventiva en sus letras.

Muchas veces obviamos a los grandes, Ballboy son grandes, inmensos en una pequeñez que no acertamos a comprender, su directo en el próximo Indietracks debiera de ser uno de esos que congregaran un mayor número de público a su alrededor, allí estaremos.

4 comments
Deja un comentario »

  1. Yo soy megafan, ya lo sabes. Aunque es cierto que ahora casi no hacen canciones, son más bien historias (maravillosas) contadas sobre un fondo musical. Ahora uno se enfrenta a sus discos buscando el libreto de las letras… está bien pero…

  2. Yo también soy súper fan de los escoceses, y precisamente gracias a javi, que fue al primero que le leí algo sobre ellos, hace 8 o 9 años, cuando publicaron el single “all the records on the radio are shite”.

    Desde entonces les he estado siguiendo la pista y creo que únicamente me falta por hacerme con el último lp, que caerá en breve 😉

    Son junto a Sodastream, y no me preguntéis el porqué de la relación, uno de los grupos que más me emocionan y a los que nunca me canso de escuchar.

  3. Hola, tarde, pero estoy ahora escuchando el A Guide For The Daylight Hours y es cojonudo, no digo más, que no se 😉

    gracias!!
    Joan.

  4. Amigo Joan,

    Nunca es tarde para hacer algo, menos escuchar un disco 😉

    Un abrazo,
    Manuel Soleado

Deja un comentario