THE HUMMINGBIRDS
loveBUZZ (1989)

19 febrero 2007 | Por | Categorías: 80's, Australia, Discos

Esto de dedicar parte del tiempo libre del que dispones a escribir unas líneas que entretengan a algún sufrido lector tiene sus curiosidades, para mí la más llamativa radica en el origen de los comentarios. En casi un año de funcionamiento de 360º de Separación los comentarios han surgido del modo más diverso; unas veces por la escucha casual de una canción, otras veces son directamente sugeridos, las más sin duda por plantarme en casa frente alguna estantería llena de discos y sentir la llamada de uno por encima del resto….y alguna vez gracias a otro comentario vertido en alguno de esos blogs que tengo enlazados, a cuyos responsables considero pequeños sabios o, al menos, poseedores de un gusto fuera de lo común que me entretiene día a día. Porque no nos engañemos, escribir entretiene y relaja, pero la mayor satisfacción se encuentra cuando gracias a un comentario ajeno vuelves a escuchar a fondo aquella banda largamente olvidada entre montones de discos comprados a lo largo de años de búsquedas entre cubetas muchas veces llenas de polvo.

De modo que este comentario parte de la recomendación de un post de Roque en Mira El Péndulo sobre una banda favorita de muchos de nosotros, pero ignorada por la generalidad de la parroquia Indie. Me refiero a los dulcísimos The Pearly Gatecrashers a los que Roque entregaba su corazón al hablar de ellos. Lean, lean, y luego busquen, y si no encuentran yo mismo les ayudaré a conocer esta maravillosa banda, solo tendrán que pedírmelo. Esa pequeña declaración de amor hizo saltar un resorte en mi interior, de pronto necesitaba buscar mi banda australiana favorita, pero no una banda cualquiera, porque era obvio que favoritos por encima de todos siempre serán The Go-Betweens, necesitaba encontrar a mi banda-australina-con-chica favorita, y me resultó tan fácil hacerlo como pestañear, puesto que al hacerlo y volver a abrir los ojos el nombre de The Hummingbirds estaba en mi mente.

La única duda que surge al dedicarme a escribir sobre The Humminbirds es la misma planteada al enfrentarme a Power Of Dreams. Ya que son una banda que me gusta tanto, he de optar sobre comentar toda una discografía que pacientemente fui adquiriendo o dedicarme a reflejar únicamente mi disco favorito de la banda. En esta ocasión me decantaré por lo último, ya que debido al relativo éxito cosechado por la banda he de decir que solo compensa la compra de todos sus Ep’s a aquellos que sean fans incondicionales, otros quedarán decepcionados ante algunos de sus Ep’s que acusan el peso del marketing aportando bien poco al tema estrella de cada single.

Como pequeña nota biográfica decir que The Humminbirds nacerán de las cenizas del trío masculino Bug Eyed Monsters a los que sobre 1987 se les unirán las dos féminas del grupo, Alannah Russack y después, fruto de una deserción en el seno del grupo, la inquieta Robyn St. Clare que más tarde sería conocida por su participación en otras dos diminutas pero importantes bandas australinas de los 90’s, como fueron Godstar y Love Positions. La banda rápidamente firmará un contrato para Phantom Records donde compartirán escudería junto Even As We Speak, otros ilustres del país, y publicarán sus primeras canciones en cuatro joyas en forma de single de vinilo que llamarán la atención de la poderosa rooART que les ficha para la publicación del que fuera el Lp que centra los elogios de hoy, LoveBUZZ.

RooART, consciente del potencial de la banda, basado en el brío de sus guitarras y la efectiva combinación vocal de todos sus componentes en las canciones, facilita a la banda una producción a su altura, llamando para estas labores a un experimentado Mich Easter (Let’s Active) que sabrá sacar todo el partido a la fórmula que manejan los australianos. Así verá la luz LoveBUZZ, corre 1989 y gracias a su sonido la banda se convierte en el equivalente nacional perfecto a dos de las bandas más de moda por entonces; The Primitives y Darling Buds. El parentesco con las dos es claro, todos ellos se mueven a la perfección en las coordenadas cercanas al jangle pop más perfecto, con brillantes guitarras utilizadas con una fuerza que después de los años pasados todavía sorprende por su efectividad, junto a éstas, las voces angelicales de Alannah y Robin a la altura de sus competidoras europeas. El primer sencillo extraído será Blush, el tema es un auténtico huracán sonoro, gracias en parte a una producción perfecta para el grupo, gracias también al punto de dureza y cierta locura que The Hummingbirds poseen frente a unos Primitives o Darling Buds demasiado perfectos. Simon Holmes es el encargado, como en muchos de los temas del album, de llevar el peso de las voces, pero la verdadera gracia es la compañía a los coros de las chicas, puro almíbar que no pasará desapercibido para una decadente publicación como Rolling Stone que no obstante elegirá Blush como el mejor single debutante del año, de ahí a la firma por Polydor en Estados Unidos no mediará más que unas pocas semanas y con ello la distribución americana del disco. Afortunadamente el disco no queda únicamente en la brillantez de Blush, que solo es uno de los muchos temas imprescindibles de este Lp de debut. Pero justo después de él nos encontramos con un She Knows… donde The Hummingbirds demuestran que también son capaces de crear bonitas y pausadas canciones, con la característica forma de cantar al unísono en un dúo chico-chica que tan buenos resultados les dio. Pronto llega Tuesday, el no single más perfecto del disco, cantado íntegramente por las chicas y que desafortunadamente quedó oculto en detrimento de otras canciones, Tuesday es una de las canciones más bonitas creadas por la banda y de las que más se ajustan a ese patrón de grupo de chicas tan presente en las listas por entonces, hoy todavía es capaz de erizarte el pelo con su juego perfecto de voces. Word Gets Around y Alimony fueron junto a Blush, las canciones extraídas como single del Lp, las dos vuelven en la línea del primer single, con una sección rítmica vibrante y Simon y Alannah cantando prácticamente al mismo tiempo en la primera de ellas, lo que produce un extraño efecto, mientras que Alimony se convertirá en la canción más recordada del disco por muchos con todo el peso de la canción recayendo en Simon Holmes. Lo cual nos hace pensar en cómo anularon las chicas a Simon, que prácticamente lleva el liderazgo de las canciones de la mayoría de los temas del disco y ha pasado con el tiempo a ser considerado mera comparsa de las dos féminas, hasta considerarse (yo mismo lo hago inconscientemente) a The Hummingbirds como un grupo de chicas gracias a temas pasados de edulcorante, como Everything You Say o If You Leave.

Es una pena, pero tal colección de canciones pasó tristemente desapercibida por el gran público, que pese al top 20 obtenido no fijó su atención en los autralianos, creándose tensiones con rooART que llevará a que la continuación de LoveBUZZ se demore casi tres años, causando un grave perjuicio para la banda que solo verá publicado Va Va Voom, su segundo Lp, en el mercado de Australia. El disco vuelve a ser producido por Mich Easter que dejará vía libre a algunos riffs de guitarra sin mucho sentido, endureciéndose por momentos el sonido del grupo. El disco no obstante contiene algunos de los mejores temas de The Hummingbirds como Two Weeks With A Good Man In Niagara Falls, que se publicará en un precioso doble 7” en vinilo de color y If A Vow donde el grupo abandona todo atisbo de aspereza para pasar a parecer unos Heavenly de las antípodas. Más tarde las relaciones con rooART se rompen pasando a IV Label donde publicarán sus últimos temas antes de desaparecer.

LoveBUZZ, gracias a su edición americana e incluso a la generosa tirada de la puesta en circulación por rooART es fácilmente localizable a precios muy contenidos, solo tendrás que probar en ebay para hacerte con esta pequeña maravilla del Pop de finales de los 80’s.

13 comments
Deja un comentario »

  1. Tuesday es la que m s me gusta y más he escuchado, por las voces y por las guitarras. La verdad es que el resto de canciones me parecieron m s flojas tras la primera escucha, quizá en una segunda las apreciaría mejor. Por el tipo de sonido los asocio con las canciones de Strawberry Switchblade

  2. Hola Antonio,

    Bien, pues queda pendiente una nueva escucha del disco para cuando tengas tiempo. La verdad es que yo nunca los asocié a Strawberry Switchtblade, no sé, siempre he visto a The Hummingbirds como más normales, como me lo parecieron las chicas de Primitives y Darling Buds, SS viven en un mundo más excéntrico 🙂

    Saludos,
    Manuel Soleado

  3. “Con la iglesia hemos topado, amigo Sancho”
    Manuel, entre el post que he leido esta mañana de Alex y este tuyo me acabais de alegrar la mañana.
    Esta disco es una verdadera joya de la historia de la musica, una maravilla, una delicia, una puta pasada.
    Todo es bueno, melodias, letras, guitarras cristalinas, voces, coros, canciones rapidas, medios tiempos, estribillos demoledores, siento que me veais entusiasmado pero es que es uno de mis discos de cabecera de toda la historia de la musica. Yo lo conoci gracias al fanzine STAMP que lo incluia en una de sus cintas y me compre el disco en DISCOPLAY (como curiosidad este primer disco lo deje sobre una lampara y por el calor se me quedo doblado y tuve que comprarme otro) y solo con una primera escucha PUM, cai rendido ante los australianos.
    Nadie deberia morirse sin escuchar canciones como “hollow inside” “alimony” o “Barbarian”.
    Lo he decidido esta semana me hago una camiseta con la portada de este disco.
    Para aportar una curiosidad Robyn StClare es una de las responsables que de que Evan Dando hiciera un par de discos buenos (los dos discos en los que se rodeo de australianos) e incluso firma con el una cancion preciosa como “into your arms”.

    Gracias Manuel por el post y gracias a Miguel por darme a conocer uno de los mejores discos que tengo en mi coleccion.

  4. Hola Jose María,

    Antes de nada, me alegra ver que vuelves a estar con nosotros 🙂

    Se agradece el entusiasmo que en este caso es absolutamente compartido, lástima que olvidase citar “Barbarian”, uno de mis temas favoritos del disco.

    Sí sabía de la conexión de Robyn St. Clare con Evan Dando, sin duda producto de su común amistad con Nic Dalton. Sin embargo no comparto tus comentarios hacia The Lemonheads, para mí no solo la etapa “australiana” de Lemonheads merece la pena, está claro que Come On Feel e It’s A Shame About Ray fueron los discos del “fenómeno Evan Dando”, pero para mí discos como Creator, Lick o Lovey contienen grandes temas, si bien todavía conservan (en especial los dos primeros) el origen hardocore de los Lemonheads. Eso por no hablar del 12″ Favorite Spanish Dish con esa maravillosa versión del “Different Drum” de Stone Pony que también versionearon de manera muy distinta los Pastels.

    Saludos,
    Manuel Soleado

  5. Joder, siempre nos encontramos en los mismos sitios 🙂
    Pues si, para mi los Hummingbirds son la 2º mejor banda australiana despues de los gobis, este primer Lp es increible, todas las canciones son demoledoras, pero yo tmabien recomiendo el 2º, el cual pensaba que iba a ser mas flojo, pero resulto bastnate interesante. Yo tambien los conoci gracias a Stamp y gracias a la facil distribucion que tuvieron aqui en España y podias hacerte con el vinilo casi en cualquier sitio, de hecho todavia se ve barato en tiendas de 2º mano.

    saludos

  6. Hola Alex,

    A mí Va Va Voom, su segundo Lp, también me gusta mucho, pero hay que reconocer que se les fue un poco la mano con algunos riffs de guitarra. Por ejemplo, la estupenda Two Weeks With A Good Man In Niagara Falls está a punto de zozobrar por culpa de uno de esos guitarrazos destemplados. No obstante el tema es tan bueno que se sobrepone a esa salida de tono. Ayer, mientras escribía el artículo, me dió tiempo a escuchar los dos Lp’s y la verdad es que Va Va Voom me resultó todavía mejor de como lo recordaba y pude comprobar que para el segundo Lp las chicas se comieron a Simon puesto que la mayor parte de las canciones son cantadas por ellas, a diferencia de lo que pasa en loveBUZZ.

    Saludos,
    Manuel Soleado

  7. Manuel,

    excelente reseña de uno de los grupos más insólitos de los ochenta. Para mi son casi tan buenos como los Primitives (del principio) y, por mil motivos (melodía, encanto, canciones…) me llenan mucho más que los Darling Buds. Pero a mi temabién me recuerdan más a estos grupos que a las Strawberry S. Curiosamente, yo también llegué hasta este disco gracias a la entusiasta insistencia de Miguel (a la que debo tantísimos buenos ratos, que siempre ha sido un enamorado de este grupo.

    PS. Espero que tanto Miguel esté recuperado de su operación y que tú estés recuperado de tu caída. Si no es así recordad, en la convalecencia, Don’t stop indie pop. Un abrazo a todos

  8. ¡Demonios, visto los emocionados comentarios a favor, juro que vuelvo a dedicarle una nueva escucha atenta a este disco -también comprado de saldo- que pasó sin pena ni gloria! Así pues, yo también “lo he decidido esta semana”. Y es verdad, Manuel, es verdad que “la mayor satisfacción se encuentra cuando gracias a un comentario ajeno vuelves a escuchar a fondo aquella banda largamente olvidada entre montones de discos comprados a lo largo de años de búsquedas entre cubetas muchas veces llenas de polvo.”
    Saludos a todos por mantener no sé qué luz que nunca se apaga.

  9. Gracias David. Pues sí, ya estamos recuperados de la caída, porque si estoy perfectamente para ir al trabajo, que es de las cosas más horribles que hay en el mundo, pues también estoy en forma para lo bueno 🙂

    Ahora que haces la observación sobre los primeros tiempos de los Primitives me has dado la idea de comentar esos buenos tiempos de la banda, porque luego la cosa fue a menos, pero esos primeros discos en Lazy eran un verdadero manjar….yo también soy más de los Primitives que de los Darling Buds, pero en aquellos años las hormonas estaban alteradas y Andreita me hacían tilín jajajaja

    Siento ser la excepción, yo no llegué a los Hummingbirds a través de Stamp, lo mío fue un descubrimiento casual reforzado por un comentario sobre loveBUZZ en el estupendo fanzine D.I.U.K (junto a Stamp, mi favorito), de la lectura de ese artículo a comprar el Lp mediaron un par de minutos 🙂

    Un abrazo,
    Manuel Soleado

  10. Manolo, dale otra oportunidad a loveBUZZ porque como reconocido amante de las melodías que eres este disco creo que ha de emocionarte.

    Saludos,
    Manuel Soleado

  11. Por cierto, ¿Alguno teneis este disco en MP3 ripeado del CD? Los que yo tengo los ripee yo mismo de mi vinilo y si alguno lo teneis en MP3 con buena calidad lo podriais poner en el soulseek.

    Gracias

    PD: Ayer por la tarde lo volvi a escuchar entero, con sus chasquidos caractaristicos del vinilo y me reafirmo en todo lo dicho, un discazo.

  12. Aaaaaaaaayyyyyyyyy Jose María, ejjjjj que no me leeis 🙂

    Todo lo comentado aquí está colgado en soulseek. Ayer mismo me tocó ripear el cd de los Hummingbirds para ponerlo junto con los demás. Está a 192, si lo quieres a una calidad mayor solo tienes que silbar 🙂

    Usuario: cameralovesme
    Carpeta: 360º de Separación

    Cuando me pase por casa a mediodía conecto el soulseek y esta tarde te lo bajas.

    Saludos,
    Manuel Soleado

  13. jajajajajaja, mil perdones.
    Mi ausencia ha oxidado mis modales.
    Entonces esta tarde racion doble, te voy a gorronear a los colibris y el disco de Power of Dreams que crei que tenia pero que no soy capaz de encontrar.

    Gracias

Deja un comentario