WOULD-BE-GOODS
Eventyr (2008)

23 November 2008 | Por | Categorías: 00's, Discos

La vorágine de novedades que ha traído toda la tecnología de este nuevo siglo hace que cada vez se preste menos atención a muchas novedades que quedan sepultadas entre la avalancha de nuevos discos que llegan a nosotros cada semana. Cada vez resulta más complicado señalar fechas destacadas en un calendario que tiene todos sus días marcados por nuevos trabajos, sin embargo con el tiempo hemos aprendido a aguardar con impaciencia la llegada de ese día especial que trae otra vez con nosotros las nuevas canciones de alguna de esas bandas o artistas que guardamos con especial cariño en la memoria. Would-Be-Goods, o lo que es lo mismo, Jessica Griffin, llevan marcando fechas señaladas en nuestro calendario desde hace casi veinte años. Pero lo hace a su manera, con esa discreción reservada tan solo para aquellos dotados de una clase superior. Ello ha llevado a que pese a una larga ausencia sin noticias hasta que Matinée Recordings la rescatara del olvido para nosotros, Would-Be-Goods hayan estado siempre presentes. Es por esta razón que en los últimos tiempos no hayamos parado de maravillarnos ante la fecundidad artística de uno de nuestros grupos favoritos de siempre, y es que tres imprescindibles Lp’s en poco más de seis años es mucho más de lo que hubiéramos podido soñar. La reciente publicación de Eventyr, el tercer trabajo largo para Matinée del cuarteto británico, se produce después de sufrir un verdadero noqueo emocional con Brief Lives y The Morning After, y supone una de las mejores noticias del año.

Fanáticos como somos de la música de Would-Be-Goods hemos de confesar que recibimos cada nuevo trabajo del grupo con el ánimo de indagar en él poco a poco, hasta que nuestra curiosidad queda totalmente colmada. Es así como nada más caer en nuestras manos un ejemplar de Eventyr empezábamos a conjeturar sin descanso en base a lo que teníamos en nuestro poder y a la información que a nosotros llegaba, antes incluso de poner el disco en la bandeja de reproducción. Para cualquier interesado en la música de Jessica Griffin llama de inmediato la atención el diseño elegido para la ocasión, un disco de Would-Be-Goods siempre ha supuesto desde sus primeros trabajos para él Records una foto de nuestra protagonista en portada, es así como cada cierto tiempo nos hemos ido reencontrando con Jessica sin que el tiempo pareciera restar encanto a su rostro. Sin embargo Eventyr  trae con nosotros un cambio radical en la temática, con una portada protagonizada por una amazona a caballo que parece sacada de otro tiempo, mientras que en contraportada e interior de carpeta encontramos motivos que nos recuerdan sin remedio a los Scarlet’s Well de Bid, lo que nos lleva a pensar si este cambio será un mero capricho o también tendrá su reflejo en la música de un cuarteto que trae con nosotros una novedad respecto al último disco, la reincorporación a la banda de Andy Warren, ex-Monochrome Set y bajista de Would-Be-Goods en sus dos primeros Lp’s.

Con la lógica expectación del que aprecia ciertas señales que anuncian cambio iniciamos la exploración de Eventyr con Sad Stories, pieza que encaja a la perfección en el repertorio más netamente Pop del grupo, el tema arranca de manera trepidante gracias a una intensa sección rítmica  a la que pronto se une la preciosa voz de Jessica Griffin, Sad Stories no afloja en ningún momento, alcanzando su clímax en ese perfecto estribillo que se dedica a convencernos de la belleza de las historias tristes. La primera impresión es la de estar ante los Would-Be-Goods más recientes, sin embargo la reposada The Ghost Of Mr. Minton nos traslada doblemente al pasado gracias a una historia de otra época y un sonido que hubiera encajado perfectamente en los tiempos del memorable The Camera Loves Me, estando presente aquí la clase que caracterizó aquel disco. In Bohemia ahonda en el pasado mostrando una alta expresividad en una letra perfectamente acoplada a un sonido que aún siendo plenamente actual muestra guiños al folk con un añejo teclado que se repetirá en otros pasajes del disco. The Girl At Number 7 vuelve a recordarnos, lo que siempre es bueno, a los primeros tiempos de la banda, mientras que Venusberg es un gustoso acercamiento a los sonidos latinos. Llegados a este punto empezamos a recapitular dándonos cuenta de que Eventyr parece estar convirtiéndose en un compendio de todos los discos pasados Would-Be-Goods, resultando fácil identificar ambientes que caracterizaron a cada uno de los trabajos anteriores. Melusine sigue por esa senda que nos muestra las múltiples caras que tiene el sonido del grupo, esta vez gracias a una guitarra que nos transporta décadas atrás, cuando el rock conquistaba su lugar en la música popular, tiempo en el que el rockabilly que inspira Pleasure Island se encargaba de animar las noches de todos los jóvenes. Temporary Best Friend (composición de Peter Momtchiloff) se encarga junto a Baby Romaine de serenar los ánimos, la primera devolviéndonos a Would-Be-Goods centrándose en facturar brillantes composiciones Pop, Baby Romaine en forma de precioso medio tiempo que para muchos será gracias a su serenidad pieza favorita del álbum. Aunque para serenidad la de la minimalista Heart Of Tin, pasada por alto en favor de la inmediatez de casi todos los cortes aquí presentes, Heart Of Tin en cambio apuesta por otorgar todo su protagonismo a la voz de Jessica y los coros de Deborah Green, acompañadas aquí por las tímidas notas de una guitarra. Restando en esto momento encarar la recta final de Eventyr con tres temas de personalidad bien distinta; Subtle Charm es puro Would-Be-Goods, Enemies Of Promise es una buena muestra de lo sencillo que le resulta a Peter Momtchiloff crear canciones de efecto inmediato, recordándonos su fantástico estribillo la capacidad melódica que poseían cualquiera de sus anteriores aventuras musicales (Heavenly, Marine Research…), finalmente la instrumental A Professor Momtchiloff Mystery se encarga de cerrar el disco y corre a cargo de Andy Warren, viniendo a nuestra memoria con su escucha algunas series de televisión en las que no hubiera desentonado como banda sonora.

Eventyr nos devuelve a Would-Be-Goods en plena forma, después de todo el tiempo pasado desde que escuchamos por primera vez las canciones de Jessica Griffin nos damos cuenta de que no han cambiado tantas cosas desde entonces, y lo que es más importante, que no echamos en falta ninguna sorpresa inesperada en la música de una banda que ha ido enriqueciendo sin descanso sus canciones, logrando crear un sonido propio más allá de modas pasajeras. Pero quizás el mayor logro de Eventyr sea el de poder ser considerado un disco para todos los públicos, el seguidor habitual de la banda encontrará aquí un disco que seguro le convencerá, pero más importante todavía, Eventyr puede funcionar perfectamente como primera toma de contacto para aquel que quiera descubrir el mundo y música de Would-Be-Goods.

10 comments
Deja un comentario »

  1. Mira que estaba yo dudando… Me lo compro pues :)
    Lo nuevo de Lucksmiths no está a la altura del anterior, por lo que he escuchado… ¿Qué te parece a ti?
    Un saludo!!!

  2. Hooola Cesc,

    Hombre, con would-Be-Goods no hay que dudar, todos los discos de esta mujer hay que comprarlos porque creo sinceramente que mejora con el tiempo. Este último disco es tan bueno como cualquier otro publicado en Matinée, y para muchos será el favorito de los publicados en el sello estadounidense. Además, Jessica Griffin tiene TAAAAANTA clase…..cosa que supongo te afecta tanto como a mí :-)

    El disco de Lucksmiths todavía no lo he escuchado suficientemente, pero ya he podido leer diversas opiniones de gente que lo minusvalora basándose en que no es tan “resultón” como los anteriores Lp’s. Teniendo que escucharlo mucho más la primera impresión es que es un disco más trabajado, menos espontaneo, incluso serio……..¿maduro? Puede que sí, hay menos hits y más medios tiempos pero las canciones en general me parecen muy interesantes. Todavía no sé cómo saldrá mi comentario sobre el disco, pero dudo muchísimo que lo valore de manera tibia, a mí me gusta que la música madure, esto no tiene porque ser aburrido……..pero comprendo que después de ir constantemente a más con todos los discos de Matinée este cambio de trayectoria de la banda pille descolocada a mucha gente.

    Un abrazo, y una azotaina por desaparecer de la manera que lo has hecho :-)
    Manuel Soleado

  3. No he desaparecido hombre…

    http://boomabangbangbang.org

    (ya sé, hay poco indie…) ;)

    Y llevas razón, con Jessica Griffin -acompañada del mejor guitarrista judío de la historia y un ex-Monochrome Set- no hay lugar para la duda. Por cierto, ¿qué será de su hermana?

    Un abrazo.

  4. Mooola, tomo nota del nuevo sitio :-)

    Manuel Soleado

  5. oye manolo. te enteraste que Parade ha fichado por Jabalina?

  6. Sí, pero es que soy muy discreto :-)

    Ayer me llegó el el mail de Jabalina oficializando el fichaje. Y yo contento, contento :-)

    Saludos,
    Manuel Soleado

  7. habia olvidado tu condición de autentico insider del indie. Yo, como mortal que soy, me entere por la newsletter. sabes que planes tienen con parade?

  8. Como siempre digo, ni insider ni gaitas, yo soy de pueblo :-)

    Por cierto, esta tarde me acercaré a Alicante, a ver si está el disco de las Escarlatinas, le tengo muchas ganas. El nuevo de Scarlet’s Well ni sueño que esté…..

    El segundo de Clint me ha gustado mucho, sorprendentemente.

    Y ya puestos ya que tangencialmente tocábamos antes a Jabalina……el de Klaus&Kinski me gusta un horror, soy fan :-)

    Saludos,
    Manuel Soleado

  9. Quien como ustedes :(
    Que pueden ver grandiosos grupos, aquí en Lima no llega nada…
    Would Be Goods, solo me seguiré conformandome escuchando en mi casa, yo amo esta banda.

    Quien como ustedes.

  10. Hooola Ayrton,

    He dejado un comentario en tu blog, y te repito lo dicho allá. Cuando tenía tu edad me volvía loco para que canciones que ahora tienes con un solo click llegasen a casa en forma de pequeño 7″, lo que a mí me costó descubrir diez años tú ahora puedes escucharlo en seis meses……

    Vale, estás en Lima y no puedes ver ciertos conciertos, pero piensa que por otra parte has tenido mucha suerte :-)

    Venga, un saludo,
    Manuel Soleado

Deja un comentario