V.V.A.A. – NO MORE OF YOUR FAIRY STORIES
An Indiepop Loveletter To Ramones (2010)

1 September 2010 | Por | Categorías: 00's, Discos

Lo bueno del pasado es que siempre está ahí, es decir, es bueno siempre y cuando no la liáramos en exceso tiempo atrás. Como por aquí entendemos que lo nuestro no fue para tanto, pues nos gusta tener pasado, es algo que no molesta y aunque prefiramos mirar hacia delante, de vez en cuando algún hecho pasado nos asalta de modo inesperado para tenernos entretenidos durante alguna que otra semana. En esta ocasión fueron los Ramones los que regresaron después de tanto tiempo, la verdad es que tras una adolescencia en buena parte protagonizada por esta cavernícola banda, habiendo hecho girar todos sus vinilos, asistiendo a unos cuantos de sus conciertos siempre saldados con éxito (sino técnico, sí al menos estético y hormonal), se les echa en falta cada cierto tiempo. Claro que pasada la euforia inicial, uno hace memoria y se cansa de contar cadáveres, el tiempo ha pasado y de verles cada pocos meses hemos pasado a tener que visitarles en el cementerio…

Por fortuna el legado queda ahí, el de una de las mejores bandas de Punk Pop de la historia, limitados en todos los sentidos, los Ramones fueron quizás la banda que mejor plasmó en su música el verdadero espíritu adolescente. Algo que crea lazos de unión con el Indie Pop, otro estilo (mejor digamos etiqueta) que tira de la adolescencia, cuando no la niñez, como fuente de inspiración. Pero no es lo único que une a los Ramones con el Indie Pop, ya que musicalmente éste, en buena parte, no ha avanzado mucho más allá de donde llegaron los Ramones, bastándose de unos pocos acordes para crear preciosas melodías. Sabemos que ambos mundos son distintos, las temáticas, al menos su tratamiento, poco tienen que ver, pero desde luego a nadie debe extrañar que buena parte de los indie kids del mundo también sean fans de los Ramones.

De este modo resultaba inevitable que tarde o temprano cayera un homenaje a la banda neoyorquina, en este caso llegado del Reino Unido a través de Precordial Catch Records, un nuevo sello que surge de la unión de Pete Green y Marianthi de Atomic Beat Records. Un disco que bajo el título de No More Of Your Fairy Stories (An Indiepop Loveletter To Ramones) reúne a un total de dieciséis artistas Indie Pop que intentan aportar su toque personal a las canciones de los Ramones. La tarea no deja de ser complicada, no por la música a afrontar, francamente sencilla, si no por cuando de estos encargos se trata, se suele caer en la vulgaridad al intentar hacer revisiones excesivamente personales de las canciones. Quizás estemos en un error, pero los Ramones son tan obvios, su música tan reconocible, que a priori entendemos que saldrán indemnes del envite aquellos que se limiten a tocar estos clásicos, renunciando a apropiarse de ellos. Pero bueno, comprobemos el resultado…

Como no podía ser de otro modo, Helen Love se encarga de abrir este homenaje encargándose de llevar a Rockaway Beach a los límites del bubblegum, qué vamos a decir de semejante intento. Helen Love llega muchos años pregonando su amor por los Ramones, de modo que esta versión está más que lograda, estupendo inicio. A continuación los desafortunadamente disueltos The Parallelograms se encargan de otro de los mayores clásicos del grupo americano, un I Wanna Be Your Boyfriend que suena contundente y spectoriano en manos de los Parallelograms, una gozada de versión que nos recuerda la desgracia que es perder a una de las mejores bandas (al menos de las fieles al estilo) de Indie Pop actuales. Liechtenstein convierten a Danny Says en una dulzura propia de su mixtura Caroussel/Talulah Gosh, inofensiva y plácida, supone el tercer acierto de este homenaje. Summer Cats despersonalizan por completo Pinhead, lo cual ya supone un verdadero handicap, el resultado queda como mera anécdota, aunque por aquí ha parecido pifia, sinceramente. Menos mal que sus compatriotas The Motifs acuden prestos al rescate con una genial y cándida revisión del Sheena Is a Punk Rocker que queda entre lo más destacable de este homenaje. Una pena que no sean más conocidos estos Motifs, una de nuestras bandas favoritas de los últimos años. Little My también se apropian por completo de The KKK Took My Baby Away, haciendo que parezca un tema propio, añadiendo instrumentos de juguete que le dan un encanto especial a este clásico. Unos desconocidos (para nosotros) Hot Booth se encargan de Swallow My Pride haciéndola sonar como si un hombre orquesta la interpretara. No vamos a negar que Pocketbooks son otro favorito nuestro, así que su revisión del Don’t Come Close, con aires cincuentas, nos complace, llegando así al ecuador del disco.

The Just Joans es una banda con dos caras, puede sorprenderte con un Pop divertido en el que se mueven a la perfección, o pueden decepcionarte cuando exprimen su fórmula hasta entender el amauterismo como una despreocupación absoluta por el resultado. Questioningly queda a medio camino, pareciendo que estuviera interpretada por un Shane McGowan adolescente, cada uno que interprete esto como quiera. The Pains Of Being Pure At Heart revisan un Don’t Go repleto de fuzz y distorsión, llevan a su terreno el tema como si fuera composición propia…y aburren. Lo mismo hacen Horowith, obteniendo resultados semejantes. Es curioso comprobar cómo las dos bandas más ruidosas de todo el recopilatorio son las que en principio fracasan en el intento de recuperar las canciones de los Ramones. Allo Darlin’ en directo habitualmente tocan I Wanna Be Sedated, así que estamos ante una versión ya conocida que nos gustó desde la primera vez que tuvimos contacto con ella, muy bonita.

Ya en la recta final del disco nos encontramos con The Cut-Outs, Mj Hibbett, Vom Vorton y Pete Green. Los primeros cumplen con su cometido, mientras que Mj Hibbett, como no podía ser de otro modo, interpreta un alocado Now I Wanna Sniff Some Glue. No podemos decir que estemos de acuerdo con el resultado, pero no podíamos esperar nada ortodoxo de Mj Hibbett, así que cumple con las expectativas. Vom Vorton se encarga de Pet Sematary, pieza tardía de los Ramones, pero igualmente atractiva. Mientras que Pete Green adapta Blitzkrieg Bop al típico folk pop que uno de los capos de Precordial Catch suele practicar.

El resultado final de este No More Of Your Fairy Stories es muy superior a lo que hubiéramos podido esperar, pero como decíamos más arriba, en principio es un homenaje que tiene bastante lógica, por lo que muchas de las bandas no han tenido dificultad alguna en enfrentarse a temas que, todos ellos, debieran estar considerados como clásicos. Un disco que merece la pena disfrutarse…si es que logras hacerte con él, la página (por llamarlo de alguna manera) Precordial Catch Records no es gran cosa, así que sólo se nos ocurre que le envíes un correo al sello para enterarte de cómo hacerte con una copia de este divertido homenaje.

6 comments
Deja un comentario »

  1. Hola!

    Qué bien esta información, a ver si me hago con él. Yo también echo de menos esos conciertos de 28 canciones en una hora…

    Por cierto, no sé si conoces el homenaje “Gabba gabba hey”, de 1991 en Triple X Records. Un bastante irregular, como suele ocurrir con este tipo de discos, pero con algunas versiones interesantes.

  2. Hooola Luis,

    Pues sí, estos últimos días recordaba los conciertos que pude verles y la verdad es que eran una gozada, no tenías tiempo ni de pestañear porque te perdías un par de canciones, mucho menos de ir a la barra a por bebida…muy grandes 🙂

    No conocía ese homenaje, ya que suelo huir de este tipo de discos, pero voy a buscar ese que comentas para escuchar las canciones chulas. En este de Indie Pop hay algunas muy muy bonitas.

    Saludos,
    Manuel Soleado

  3. Para mi gusto las más interesantes son:

    – “She’s a sensation”, de D.I. Poco arriesgada (vamos, casi clavadita a la original… pero cuesta pensar que eso sea malo en una canción como ésta)

    – “Glad to see you go” de Badtown boys

    – “Pet sematary” de Grouvie Ghoulies. Dan un toque un poco diferente a una de las canciones de la última época de los Ramones.

    – “Rockaway beach” de Mojo Nixon: versión algo más arriesgada y alocada, con un toque rockabilly (aunque, puestos a elegir, me sigo quedando con la versión “Rock en Samil” de Siniestro Total)

  4. Hooola Luis,

    Gracias por el aviso, tomo nota de los temas 🙂

    Joder, al recordar “Rock en Samil” me he dado cuenta de que ahora ya conozco Samil, no sé cómo demonios se les ocurrió semejante escenario a Siniestro Total X’DDDDDD Sobre todo porque yo he visitado esa playa para correr una media maratón, algo muy alejado del espíritu de ST 🙂

    Saludos,
    Manuel Soleado

  5. Entonces también conocerás el Vitrasa, ¿no? 🙂 A mí todo eso, no siendo de allí, me sonaba a chino 🙂

    Buscando cosas de ST he descubierto esto:

    http://www.siniestro.com/XES/images/sexochungo.jpg

    No la conocía, pero es genial!!! Siempre me ha encantado el sentido del humor de estos tíos.

  6. Hooola Luis,

    Sí, sí, la verdad es que ahora bastantes términos que sólo conocen los gallegos se me van haciendo familiares, igualito que los tacos, que es lo primero que aprendí al llegar a Galicia 🙂

    La imagen de ST sí la conocía, es buenísima.

    A mí el rollo descerebrado de Julian Hernández, el directamente chulesco y suicida de Jorge Ilegal me encantan, son personajes que conocí cuando era un chaval, me harté de ver directos suyos y sus canciones formaron parte de mi educación musical.

    Saludos,
    Manuel Soleado

Deja un comentario