THE RAIN
To the Citadel (1990)

9 agosto 2006 | Por | Categorías: 80's, 90's, Discos, Grupos

No me gustaría que la web diera una imagen de reivindicación de la causa perdida, solo escribo (o al menos intento hacerlo) sobre aquellos grupos que realmente me han emocionado a lo largo de los años, y se da la circunstancia de que la mayor parte de ellos merecieron mejor fortuna de la que les tocó en suerte. Lo único que espero es que aquellos discos actuales que se comentan por aquí tengan mayor suerte que algunos de los añejos, aunque temo que gente como Bill Ricchini o Fugu nunca saldrán del mercado independiente.

Si hubiera que hablar de grupos que fueron injustamente tratados en los 80’s creo que más de uno coincidiríamos en que un sello con mala suerte fue Fire Records (del que caerá revisión un día de estos), sello con un catálogo impresionante del cual apenas lograron despuntar Close Lobsters y los Blue Aeroplanes, pero sin llegar a alcanzar ninguno de ellos la fama merecida, y ya ni pensar en qué fue de Perfect Disaster (su Hey, Hey, Hey una de las mejores canciones de la época) o Parachute Men de los que nadie parece acordarse.

Pero en mi opinión son de The Rain, nuestros protagonistas de hoy, la banda más ninguneada de los 80’s. Y la injusticia no radica en que entonces no tuviesen el reconocimiento merecido, es que hasta hoy día, con todo el resurgimiento y rescate del C-86, nadie conoce a The Rain. Parecen no haber existido, no haber publicado jamás un solo disco, ninguna web aporta la más mínima información sobre el grupo británico, y ni siquiera es uno de los posibles protagonistas de futuras ediciones de los recopilatorios The Sound of Leamington Spa. Y creedme, si alguna vez os topais con uno de los pocos discos de The Rain no lo dejéis escapar por nada del mundo, The Rain fueron una de las mejores bandas de los 80’s y To The Citadel un Lp cuajado de canciones absolutamente atemporales, de referencias clásicas y elegante sonido.

Nuestra historia comienza en 1985 al unirse, provenientes de otras bandas, Clive Stubbings y Chris Morrell (más tarde entraría Tony Duckworth) y formar The Rain, ese mismo año verá la luz su primer single, un 7” de título Tom Paine con dos temas repletos de melodías, guitarras clásicas y una fuerte línea de bajo en Tom Paine que, junto con los coros femeninos, convierten al disco en una joya melódica con un sonido con cierta aspereza a pulir en sucesivas grabaciones. Pero aquí comenzó la mala suerte de The Rain, y es que el grupo estuvo vagabundeando de recopilatorio en recopilatorio durante tres años, sembrando piezas como First of May o Bright Pavilions en cintas y fanzines que poco a poco fueron haciéndoles conocidos.

A finales de los 80’s por fin un sello se acuerda de los Rain, así entran a formar parte del catálogo de Medium Cool, donde serán compañeros de otros estupendos grupos como Raw Herbs, Corn Dollies o unos prometedores Popguns. Por fin parece que la fortuna les sonríe y así participan en el “famoso” recopilatorio The Edge of the Road, más tarde First of May por fín ve la luz en disco. Las cosas parece que empiezan a funcionar para el trío cuando otra vez llegan las malas noticias, Medium Cool amenaza cierre y finalmente desaparece pasando algunos de sus grupos a la nómina de Midnight Music, no así The Rain que de nuevo se encuentran en la calle y sin sello poco después de haber publicado Down Here, una de sus mejores canciones, en un flexi compartido con Corn Dollies. El tema abandona la melancolía habitual de la banda apoyado en un contagioso estribillo y una sección rítmica con más brío que nunca, puro Jangle Pop y voces entrelanzándose de modo eufórico.

Vista su mala suerte al grupo no le queda más remedio que crear Orangewood, que será su propio sello y en el que a partir de ahora publicarán sus discos. Llega 1990 y por fin la banda publicará To the Citadel, el disco en realidad es un recopilatorio de todo el trabajo de la banda, las versiones no son exactamente las mismas que las publicadas en cintas y flexis pero casi todas están ahí. To the Citadel se abre con toda una declaración de amor por The Byrds, uno de sus grupos favoritos, suenan las guitarras al más puro estilo Byrds y Clive comienza cantando “Hi Threre Roger McGuinn, this is summer of 1968, then i was young……..”, la canción es Hi There 1968!, un verdadero himno con una fuerza desbordante y constante recuerdo a Roger McGuinn y Gene Clark. Piensa en la sensación que te produce el Throwaway de Mighty Mighty y no andarás desencaminado con lo que puedes sentir al escuchar esta canción del grupo. St. Martin’s-In-The-Fields vuelve a la melancolía, con las guitarras Byrds de nuevo presentes, increíble pieza cantada con profundidad que estalla a la hora de abordar el estribillo. Así seguirán sucediéndose temas ya conocidos como Tom Paine, First of May o Down Here con otros prácticamente inéditos (al menos para mí). El disco desprende energía, todas las canciones resultan imprescindibles e influencias como las de The Go-Betweens (Summer’s Almost Gone les delata) se hacen presentes sin llegar a anular la personalidad de un grupo que no puede calificarse ni adscribirse puramente al C-86 ni a ninguna corriente en particular, The Rain producen uno de los mejores discos Pop de la década, triste es pensar el poco ruido que producirá.

La historia de The Rain se cerrará rápidamente, al año siguiente de la publicación de To the Citadel se edita un 12” de título The Watercress Girl, la canción que da título al Ep es una de las mejores publicadas por el grupo y el sonido del grupo es sencillamente perfecto, sonando sus canciones más amables que nunca. Acompañan al tema titular Train Watching y Before the Rains Come, con ciertos aires folk, en especial la primera y One Day in Spring, mi tema favorito de la banda, voz, guitarra y unos sencillos coros, el tema más pausado y delicado del grupo que por desgracia supuso su despedida como The Rain.

Y es que para terminar de rematar su poca fortuna The Rain tuvieron que abandonar su nombre y cambiarlo por el de Clark Springs debido a una disputa con otro grupo llamado de igual forma. Y poco más se supo, Clark Springs publicaron dos estupendos 7” en Summershine y Organgewood, un par de temas en recopilatorios y hasta ahí llegó la historia de The Rain, un grupo que mereció infinito reconocimiento y no el ostracismo al que el tiempo le ha condenado.

Todas las referencias de The Rain están absolutamente descatalogadas y son muy difíciles de ver en Ebay, en los últimos años ha aparecido alguna copia de To the Citadel en la mencionada casa de subastas, normalmente a un precio relativamente contenido. No dejéis pasar la oportunidad de haceros con él la próxima vez que aparezca.

10 comments
Deja un comentario »

  1. Hola,

    The Rain es otro de los muchos grupos olvidados de los 80, y es una pena porque tiene canciones maravillosas. Pero te olvidas de que por aqui si se les hizo algo de caso, en el 92 Elefant saco una cinta con demos suyas, 10 canciones en total. Claro, que mirandolo bien, no creo que se vendieran mas de 20 o 30 copias de dicha cinta. Si Elefant hubiese tenido los medios que hay ahora hace 15 años, muchas de esas cintas no habrian quedado en el olvido, estoy seguro. Hardy Boys, Home and Abroad, They go Boom, Strawberry Story, Egg…. en fin, un muy buen catalogo.

    Saludos,

    alex

  2. Hola de nuevo, Alex

    Pues no, no creas que he olvidado la cinta de Elefant, pero confieso que en su día no me hice con ella y todavía ando lamentándome. La verdad es que las cintas de Elefant son, junto con alguno de sus primeros discos, veraderas joyitas. Es una pena que como dices vayan a quedar en el olvido puesto que las de They Go Boom!!! Home and Abroad y otras son impresionantes. A ver si algún alma caritativa se decide algún día a digitalizarlas como ya hizo en su día un común conocido (aunque hoy incluso dudo de quién lo hizo) con la de Home and Abroad, cinta (ahora cdr) que sigo escuchando con asiduidad.

    Hace poco contacté con Elefant para preguntarles de dónde había salido la versión del Going To the Sea, You Kiss Me de Bridge que aparece en la K7 Around The World Again, puesto que es distinta a la que aparece en los cd-ep correspondiente, y por el poco interés que tuvieron en darme una respuesta satisfactoria no creo que estén muy entusiasmados en recuperar alguna vez esas cintas, aunque fuera en cdr. Seguro que habría bastante gente interesada en hacerse con ellas. En fín.

    Saludos,

  3. Hola de nuevo, yo podria ser una de las almas caritativas que digitalizara esas cintas, pero da una pereza…. en fin algun dia que este con tiempo y con ganas me pongo, te lo prometo :-). Hasta ahora solo he digitalizado 2 o 3 vinilos para probar y la cosa no sale mal. Cuando me ponga con las cintas te lo digo, pero ten paciencia.

    Un saludo y si vienes por Madrid no dudes en llamarme, bueno del 3 al 17 de septiembre apuramos las vacaciones y no estaremos por aqui. Y me jode porque me he enterado que tocan los Rezillos en el Lemonpop y me apeteceria mogollon volver a verlos, si tienes oportunidad no te los pierdas.

  4. Perfecto Alex, pero que no caiga en el olvido esa idea de digitalizar las cintas, más que nada porque a mí ya se me fastidió alguna con el paso del tiempo y no veas la pena que da perder esas canciones.

    El Lemonpop yo también me lo pierdo, para variar tengo una boda, así que en esas fechas me cruzo España y me voy para Bilbao. Pero en Octubre/Noviembre pasaré días en Madrid 🙂

    Saludos,

  5. It’s good to see that the Rain have some fans. They were truly a wonderful band, I had the pleasure of knowing as I worked in their local record shop and they were all charming. Favourite Rain song has to be ‘Hi There 1968’, I’ve still got my signed copy of To the citadel!

  6. So glad to see some recognition for a fabulous band.
    The Rain should, if there were any justice in the world, have had way more success than they did.
    ‘1st of May’ is a blinding song.

  7. casi nunca me he sentido más enfermo de la garganta pero jamás olvidaré que hoy conocí to the citadel.
    siempre quise hacerle una especie de tributo a Grant McLennan y nunca supe como.
    dónd estaba escondido este disco?
    gracias.

  8. Hello,my Spanish is virtually nil So, my apologies,but mostly ,thank you very much for an excellent “testimonial” for me Clive and Tony..I am beginning to explore web-development..but we were very much a (just) pre-cd..obviously pre–internet band…unable at that time ,to take part in any of this sort of “networking”… My (largely silly) blog has a “Clark Springs” heading link to a “myspace” page that i am just adding to right now… here is a direct link to it..no html here so it’s the long “clumsy-looking” version..
    http://profile.myspace.com/index.cfm?fuseaction=user.viewprofile&friendid=42618243
    you will have to “cut and paste” ,obviously..Probably easier to use my “website” link….i will add as much information and stuff like photos and mp3’s as i can to the site. Can i add a link to this blog from there?
    I am just in the process of adding “Talking Kent State” …i will also amend and add to the Wikipedia page about us..Founding member, Nigel Rivers who you may not have heard about ,needs to be added for a start… I just saw Nigel the other day,and he still has copies of “the Watercress Girl” 12″ single,which could be made available..
    Listening to the records again,i cant help wishing they “sounded better” had better production ,that i had been able to play better!!..but i agree with you ,that Clive’s songs are brilliant,and are just full of positive youthful energy and feelings. Serious ,but full of chutzpah!
    Chris Morrell

  9. As a part-time roadie/super fan of The Rain, and latterly Clark Springs, it warms my heart to see that the wonderful tunes in this album touched many a far flung heart.

    Thank you Chris, Tony and the masterful Mr Stebbings for these wonderful tunes.

  10. Wonderful to see a space on here for The Rain, with whom I have a sentimental and personal attachment…..Why a band never quite breaks through into the ‘Big Time’ is a complicated and sometimes soul-searching business, and The Rain never quite broke through from the mass of jangly British indie bands of the 1980s. Listening to their sole album ‘To The Citadel’ (the title perhaps a reference to the nearby ruins of Basing House, not far from the band’s birthplace in Basingstoke, England), one hears the influence of older artists like The Byrds (obviously) and Neil Young, and similarities to 80s fellow travellers like The Smiths, Microdisney, James, and so on. The Rain’s songs were catchy and memorable, a kind of Anglo-American countrified-rock, which made their mark in prestigious papers such as NME and Sounds. No, they were not overlooked at the time, but what they needed was a second album to build on the good work achieved by the first. Maybe they also needed to become favourites of DJ John Peel. Anyway, a second album was not forthcoming and, if it had been, it would almost certainly have been released under their subsequent name Clark Springs. The Rain/Clark Springs were full of promise, but for reasons best known to themselves, they ran out of steam a bit too soon to make a bigger impact…

    Chris Blackford

Deja un comentario